Un tercio de los segovianos cree que el Acueducto no está suficientemente protegido. Concretamente, el 68,05 por ciento afirma que las medidas que se adoptan para mantener su conservación son suficientes. Por el contrario, el 29,39 por ciento de los entrevistados opina que el monumento no está correctamente protegido. Así lo refleja la última encuesta realizada por la empresa Segovia Opina, informa Ical.

Asimismo la inmensa mayoría de los segovianos (96,17 por ciento) opina que las administraciones deben dejar al margen las disputas políticas y trabajar de la mano de forma coordinada, cuando se trata de temas tan vitales como la conservación del Acueducto, símbolo de Segovia y la señal de identidad más arraigada de los segovianos. Hace pocos días que los ciudadanos le dieron un abrazo para celebrar el 125 aniversario de su declaración como Monumento Nacional ya que es una de las joyas romanas más antiguas y mejor conservadas de la península.

La conservación del Acueducto siempre ha sido una constante, y fue principalmente en la década de los años 90 cuando se acometieron algunas de las intervenciones más importantes en la restauración del monumento. En enero de 1996 se desmontaron los andamios colocados en varios pilares del Acueducto, después de cuatro años de obras y una inversión de 400 millones de las antiguas pesetas.

Unos meses después la aportación de Caja Madrid, de 300 millones de pesetas, al proyecto de conservación del Acueducto, posibilitó la continuidad de las obras de consolidación de varios pilares del Acueducto.

Las intervenciones en el monumento han seguido en los últimos años, con la intervención de todas las administraciones, a pesar de que en el año 2004 el Acueducto fue incluido en la lista de ‘100 sitios más amenazados’ del mundo. La última iniciativa partió el mes pasado del Ayuntamiento, que reclama la elaboración de un Plan de Gestión Integral del Acueducto que implique en las tareas de mantenimiento del monumento a las tres administraciones: municipio, Gobierno central y Junta de Castilla y León.