Los consumidores, como siempre, los más afectados. Por eso, hoy 15 de febrero, se ha convocado un apagón general de electricidad en los hogares segovianos de cinco minutos de duración y que se llevará a cabo desde las 22.00 horas a las 22:05 horas, en señal de protesta por la subida abusiva que las empresas energéticas han llevado a cabo en sus tarifas eléctricas.

Una vez más las redes sociales han sido testigos de las protestas de los internautas. Seguramente a más de uno os haya llegado a vuestro perfil en redes como Tuenti o Facebook un mensaje como este:

«Queremos reivindicarnos contra la subida de tarifas eléctricas el 15 de febrero y la única forma que tenemos los consumidores de luchar contra estas prácticas abusivas, por lo que os convocamos a seguir esta iniciativa que comenzará a las diez de la noche y durará cinco minutos. Con sólo 5 minutos haremos un hueco en sus arcas, que se acordarán de todos a los que están robando».

Desde el 1 de enero de este año han subido las tarifas un 2,64%, una tarifa de luz de último recurso (TUR) a la que se acogen 22,7 millones de hogares y pymes. Desde el Ministerio de Industria han señalado que esta subida de la TUR sin discriminación horaria significa un aumento mensual de 89 céntimos si se trata de un consumidor tipo medio, esto es un consumo de 293 kilovatios hora al año.

 

ENDESA propone una ‘tarifa tranquilidad’

La compañía eléctrica Endesa ya anunció en este sentido anuncia Tarifa Tranquilidad, la cual promete un precio fijo hasta octubre de 2012. El cliente que suscriba esta oferta acepta pagar ahora por su electricidad una tarifa que es un 15% superior a la TUR, a cambio de que no le suban el precio de la energía hasta esa fecha.

Sobre el papel esta oferta podría parecer interesante, pero la realidad es muy distinta según afirma la Organización de Consumidores y Usuarios: en la letra pequeña, Endesa indica que el precio de la energía se actualizará cada vez que se modifiquen las tarifas de acceso, con lo que no permanecerá fijo hasta octubre de 2012.

La tarifa o peaje de acceso recoge el precio de distribuir la electricidad, y es fijada  semestralmente por el Ministerio. La comercializadora cobra ese importe al cliente integrado en una tarifa final, y debe pagárselo al distribuidor.

En los últimos años, las tarifas de acceso han tenido subidas muy superiores a la Tarifa de Último Recurso, por lo que en la práctica esto se traduce en que los clientes que contrataron la Tarifa Tranquilidad durante los últimos meses de 2009 han visto cómo en enero han tenido una subida de la luz superior al 4%, mientras que los clientes con TUR la subida ha sido del 2,6%. Por tanto, estos clientes, atraídos por las promesas de Endesa, han contratado una tarifa más cara y que además es muy probable que tenga subidas muy superiores a la tarifa regulada, como ha ocurrido ya en enero de 2010.

¿Tenemos entonces motivos para quejarnos?