Un total de 1.808 internos de los ocho centros penitenciarios de Castilla y León, Brieva (Ávila), Burgos, Mansilla de las Mulas (León), La Moraleja (Palencia), Topas (Salamanca), Segovia, Soria y Valladolid, se forman en nuevas tecnologías gracias al programa puesto en marcha por la Junta de Castilla y León ‘Tecleando futuro’, que ya ha recibido la Medalla al Mérito Social Penitenciario por el Ministerio del Interior.

El consejero de Fomento, Antonio Silván, entregó hoy los diplomas a 47 internos del centro penitenciario leonés de Villahierro correspondientes a tres cursos, 15 de ellos por cursos de publicación y maquetación, otros 17 por iniciación básica a la informática y 15 por creación de páginas web, en los que se forman para su reinserción social y laboral.

La Junta ha invertido en este programa casi 250.000 euros, en más de 6.000 actividades, cursos y talleres formativos. “Las administraciones tenemos que seguir trabajando para que estas personas puedan formarse y poner a su disposición estos instrumentos cumpliendo con nuestra obligación”, apuntó Silván.

El delegado del Gobierno en la Comunidad, Miguel Alejo, no puso asistir como estaba previsto, pero sí lo hizo el subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez, que calificó el sistema penitenciario como uno de los “mejores” del mundo, con mejoras y oportunidades de formación, y alabó los programas que se han puesto en marcha, sobre todo en los módulos de respeto, que recogen una “nueva forma de trabajar”.

“La prisión no es un fin en sí mismo, hay que utilizar y aprovechar para dar oportunidades”, señaló Álvarez, que destacó además que es “bueno hablar de estos centros, porque la gente tiene que conocer lo que se hace en ellos porque forman parte de la sociedad”.

 

Formación

Más de 550 internos del centro penitenciario de Mansilla de las Mulas se han formado a lo largo de nueve meses en este programa, en talleres de maquetación, páginas web o informática inicial. “Tenían un denominador común, trabajar de cara a su reinserción”, señaló el director del centro, José Manuel Cendón.

“La vida aquí ya es dura de por sí y tenemos posibilidades de mejorar”, apuntó uno de los participantes en los cursos, que destacó que en este módulo, en el que están internos el 70 por ciento de la población reclusa del centro, la palabra “respeto” es su seña de identidad.

‘Tecleando futuro’ es un proyecto enmarcado en las actuaciones de ‘Ciudadano Digital’ de la Estrategia Regional para la Sociedad Digital del Conocimiento de Castilla y León 2007-2013, que tiene como principal objetivo impulsar la inclusión digital en la sociedad del conocimiento y de las nuevas tecnologías de aquellos colectivos en riesgo de exclusión social. El programa va dirigido especialmente a aquellos presos con previsión de libertad en un plazo máximo de dos años que cumplen condena en los ocho centros penitenciarios de Castilla y León y especialmente aquellos que no habían tenido contacto con las nuevas tecnologías o un nivel bajo de aproximación.