La organización no Gubernamental de Desarrollo (ONGD), Proclade, ligada al Colegio Claret de Segovia lanzó la campaña nacional ‘Esta Navidad me pido dar’, que persigue que, de cara a la celebración de los Reyes Magos, los regalos “sean más solidarios”. Así, la organización propone hacer la compra ficticia de un cerdo, un pupitre, tres pollos o un botiquín, a través de tarjetas regalo cuyos fondos se destinarán a proyectos en poblaciones empobrecidas.

A través de la página web o en las propias delegaciones de Proclade, en el caso de la capital segoviana en el Colegio Padre Claret, los segovianos podrán pedir en su carta a los Reyes Magos regalos solidarios a partir de siete euros. “Queremos concienciar de que, aunque es Navidad para todas las personas del mundo, no todas la pueden celebrar de la misma manera”. señaló Juanjo Espada, delegado de Proclade en Segovia.

Teniendo en cuenta la situación económica por la que atraviesa el país, la fundación pretende que “la carta para los Reyes Magos sea más solidaria y que uno de nuestros regalos lo pidamos para un niño que lo necesite”. En este sentido, animaron a los segovianos a que durante las fiestas se unan a la acción haciendo partícipes a los más pequeños de la casa.