La viceconsejera de Economía, Begoña Hernández ha asistido al III Foro Económico que ha organizado El Norte de Castilla en el Hotel Los Arcos de Segovia. La ponencia ha presentado bajo el título «Financiación en tiempos de crisis» una panorámica de la situación empresarial y su financiación a nivel regional y, de manera más global, en España. A esta han acudido entre otros, la alcaldesa accidental de Segovia, Clara Luquero, el presidente provincial del PP, Francisco Vázquez y el candidato popular de la alcaldía, Jesús Postigo.

Atendiendo en todo momento a la ineludible situación de recesión económica que nuestro país atraviesa, la viceconsejera ha llevado a cabo una exposición en la que ha querido resaltar la importancia de estrategias de financiación para empresas, necesarias para el crecimiento y evolución de la economía. «Hasta hace un tiempo, lo que hacía falta eran proyectos, no financiación. Ahora la situación se torna al contrario», ha señalado. Para la viceconsejera, la pérdida de competitividad de nuestra economía en el exterior ha sido el origen de este probema, y como sentenciaba, se debe «al déficit derivado del parón en el sector de la construcción en el que los costes fueron incrementándose; lo que dio lugar a la pérdida de la competividad y a una situación de déficit».

«España tiene un problema de credibilidad respecto a otros mercados», ese es para Hernández, uno de los mayores problemas de la economía española de cara al exterior. Para la viceconsejera, nuestro país tiene un gran trabajo por delante que hacer cultivando la capacidad de convencer al resto de los mercados; además se ha referido a la  falta de competitividad  como una de las razones que está impidiendo la recuperación en mercados exteriores.

Por otro lado, la viceconsejera también ha querido hacer referencia al sector financiero como uno de los agentes que han mermado el modelo de crecimiento y que ha dado lugar a los desequilibrios del sector inmobiliario y por ende, del endeudamiento exterior. 

Las recientes fusiones de cajas también ha sido otro de los temas que Begoña Hernández ha querido señalar en su ponencia. Para la viceconsejera, el Gobierno de Castilla y León ha actuado con anticipación «tuvimos visión y supimos ver ese nuevo modelo, actuamos con responsabilidad y rigor y con acierto respecto a los SIP» ha comentado. Además ha querido señalar que el modelo se llevó a cabo para hacer más competitivas las entidades y para evitar la desaparición de las cajas. «Por supuesto, se hizo también para facilitar el acceso al crédito a empresas y familias» ha concluido.

Otro de los puntos que ha querido abordar ha sido la difícil situación de las pymes y los autónomos, “el modelo de financiación ha cambiado, y las pymes están especialmente penalizadas ya que ahora es para ellas mucho más difícil acceder a la financiación”. Esto, ha llevado a que las empresas hayan acudido a financiaciones a corto plazo, y como ha comentado Hernández, esto ha llevado a la Consejería ha mejorar el capital de las empresas y a buscar mecanismos que puedan respaldar esa financiación, con “todo un elenco de instrumentos para cubrir necesidades bajo la financiación e innovación”.

Para finalizar, la viceconsejera ha querido resaltar la confianza que tienen en los empresarios de Castilla y León y ha querido marcar la capacidad de estos para soportar la crisis con fortaleza. «Hay que quedarse con esa fortaleza y hay que trabajar conjuntamente para que todas las oportunidades empresariales encuentren esa financiación; ese es el objetivo con el sistema financiero», ha concluído.