La diputada del Partido Popular por Segovia, Beatriz Escudero, advirtió hoy que si no se protege el derecho a la vida por encima de todo, “no hay derecho a la libertad sexual, no hay derecho a la libertad de elección, no hay libertad de expresión” y señaló la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) tras el recurso presentado a la ley del aborto de 2010 por el PP en el que señala que “el concebido no nacido es un ser que desde el momento de la concepción tiene identidad propia y merece la misma protección que cualquier otro ser”.

Recordando las polémicas declaraciones realizadas en el Congreso de los Diputados durante su defensa de la reforma de la ley del aborto, Escudero aseguró que abortan un 25 por ciento de las niñas de Educación Primaria y un 33 por ciento de Secundaria por lo que subrayó que abortan las mujeres que “menos formación tienen” debido a lo temprano de estas etapas educativas. De acuerdo con sus datos, en lo que va de año han abortado 450 niñas entre 12 y 15 años, explicó en declaraciones recogidas por Segoviaudaz.es.

Los datos ofrecidos por Escudero apuntan a que aborta “6 veces más” una mujer sin formación que con estudios universitarios, según fuentes del Instituto de Estadística del Ministerio de Sanidad, que la diputada señaló. Además, incidió en que interrumpen sus embarazos en mayor grado aquellas mujeres que trabajan por cuenta ajena que las que están paradas por miedo al despido o porque no vayan a tener un apoyo económico familiar.

Durante la celebración del I Congreso ‘Derecho a Vivir’ (DAV) celebrado en Segovia, Beatriz Escudero explicó las lineas del Gobierno central ante la reforma de la ley del aborto de 2010 y con la que, aseguró, se incrementaron “tremendamente” los abortos en España convirtiéndose en el tercer país de Europa, después de Francia y Reino Unido, que más abortos practica. En la misma linea aseguró que en los últimos 30 años el aborto aumentó en España un 50 por ciento a la par que el descenso del 50 por ciento que experimentó el resto de Europa.

Escudero, que consideró un “drama”, los embarazos no deseados, abogó por invertir en formación para evitar situaciones de “angustia y soledad”, y en este sentido explicó que el Ministerio de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales establecerá acciones dentro del Plan Integral de Apoyo a la Infancia.

 

Incómodo recibimiento

La ‘popular’ fue recibida entre los gritos e insultos de medio centenar de personas que se agolparon a las puertas del Hotel Cándido para mostrar su rechazo a las medidas puestas en marcha por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Convocada por CCOO y con la participación de miembros de Izquierda Unida y otros colectivos sociales y ciudadanos, reprocharon a Beatriz Escudero la postura de su grupo partido y pidieron la “despenalización del aborto”.

Entre consignas como “nosotras parimos, nosotras decidimos” o “rosarios fuera de mis ovarios”, los allí congregados intentaron impedir pacíficamente la entrada a los participantes en el I Congreso DAV caminando constantemente sobre un paso de peatones a las puertas del recinto, por lo que tuvo que intervenir efectivos policiales para facilitar el paso. Los gritos se acentuaron con la llegada de la diputada del PP a la que pedían “aborto libre y gratuito” o “derecho a vivir, derecho a decidir”.

Uno de los jóvenes manifestantes pudo entrar al recinto y llegar hasta Beatriz Escudero que, al salir de su vehículo, recibió insultos como “choriza”. Calmada, la diputada conversó con el joven recordándole que han sido los ciudadanos los que la han elegido en las urnas y aunque reprobó sus improperios, le invitó a pasar a las jornadas “para poder opinar”.

En este sentido y ya en declaraciones a los medios de comunicación, Beatriz Escudero lamentó que “parece que el más chilla tiene razón” y entendiendo que se manifiesten no compartió los insultos. “Con esta presión no se consigue nada, te refuerza más para seguir haciendo, y con más ganas, lo que quieres”, aseveró.