La asociación Autismo de Segovia hizo un llamamiento hoy a las instituciones que “acogiéndose a la crisis” recortan la Ley de Dependencia, necesarias para conseguir una educación “inclusiva y de calidad” a través de prestaciones. En un acto celebrado en la Plaza Mayor de Segovia para sumarse al Día Mundial de Concienciación sobre el autismo, la presidenta de la asociación segoviana, Susana Guri, incidió en la necesidad de concienciar a la sociedad sobre la realizad del autismo, la necesidad de su diagnóstico precoz y de la investigación para garantizar la atención de las personas con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA).

“Es más fácil tener un hijo con autismo que un hijo estrella del fútbol”, señaló Guri para explicar que el índice de prevalencia del autismo se sitúa en 1 de cada 88 niños nacidos. De acuerdo a sus datos, esto supone un aumento del 23% respecto a la última estadística publicada en 2006, que se situaba en 1 por cada 110 y de un 75 por ciento desde 2001.

“Nuestros hijos tienen nombre y apellidos”, aseveró para criticar que se les llame autistas. En este sentido, explicó que en Segovia, la Asociación atiende a 15 afectados en la actualidad, un incremento de un 40 por ciento respecto a 2011, quienes reciben servicios de logopedia, estimulación, musicoterapia, psicología, o apoyo escolar así como sus familias a quienes van dirigida la Escuela de Padres o el programa de respiro familiar.

Conmemorando la fecha que desde 2007 hace hincapié el 2 de abril sobre el TEA, el acto comenzó con la suelta de un centenar de globos azules que mezclaron su color con el gran lazo instalado en la fachada del Ayuntamiento de Segovia. Acompañada por el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes y los concejales de Servicios Sociales, y Empleo y Nuevas Tecnologías, Andrés Torquemada y Javier Giráldez, respectivamente, la presidenta de la asociación segoviana recordó que se trata de un transtorno y no una enfermedad por lo que pidió el apoyo desde los centros educativos.

“Está demostrado que las personas que han tenido un compañero en el aula con necesidades especiales, son más tolerantes y más solidarios, y ven en la diferencia la riqueza de la vida”, señaló Guri para recordar que Autismo Segovia celebrará la III Comida Solidaria en la Avenida Fernández Ladreda el próximo sábado 6 de abril. Allí, los asistentes podrán degustar una paella con agua, pan y postre al precio de 4 euros por persona a partir de las 14:30 horas.