Eroski ha firmado un acuerdo con un grupo de 22 entidades bancarias para reestructurar su deuda. Este acuerdo supone la extensión de los vencimientos de sus préstamos a enero del año 2017. El acuerdo permite a la cooperativa consolidar su situación financiera a largo plazo y dotarse de la estabilidad necesaria para el desarrollo de sus planes de negocio y sus proyectos futuros.

Los nuevos términos del acuerdo permitirán «afrontar con confianza los proyectos de transformación contemplados en el Plan Estratégico que, sin duda, redundarán en una oferta más atractiva para los clientes de la cooperativa» aseguran en un comunicado.

Este nuevo acuerdo sustituye al anterior de diciembre de 2009, que abarcaba hasta enero de 2014. En el periodo abarcado por el anterior acuerdo, 2009-2013, se ha reducido el endeudamiento en más de 1.000 millones de euros, un tercio del total de la deuda. El periodo hasta 2017 prevé, asimismo, continuar con esta política de notable desapalancamiento.

La refinanciación garantiza plena seguridad a las operaciones de la cooperativa, así como a los compromisos con sus colaboradores externos, como fabricantes, proveedores, etc.

Así lo pone de manifiesto Agustín Markaide, presidente de Eroski: “Este acuerdo confirma la solvencia de EROSKI y la confianza de los principales bancos en nuestro proyecto. Confianza que es más significativa si tenemos en cuenta la delicada coyuntura económica y financiera del país”.