El Abogado y portavoz del partido político EQUO Segovia, Manuel García Cob ha presentado ante el Juzgado de Guardia una denuncia contra el promotor urbanístico D. Cesar Félix Buquerin, actual concejal del Partido Popular de Ayllón y contra la Junta de Gobierno del Consistorio Ayllonense, arquitectos y aparejadores que han dado el visto bueno, a una obra realizada en un edificio altamente protegido por Patrimonio.

El edificio, actualmente propiedad del concejal César Félix Buquerin, está protegido por el PECH (Plan Especial de Conjunto Histórico), institución que en el año 1999 protegió la construcción con el ‘Grado 1’, que prohíbe expresamente levantar la altura del edificio y hacer más plantas de las existentes, con el objetivo de recuperar y proteger los valores tipológicos y artísticos y salvaguardar la totalidad de su Conjunto.

El propietario y concejal Buquerin muestra «una total falta de respeto a su pueblo, a sus vecinos, al patrimonio artístico y cultural y a dicha normativa, ha levantado la altura del edificio, y ha ejecutado una planta más para la construcción de una vivienda unifamiliar», según apunta el portavoz de EQUO. Además, este edificio es anexo al Palacio de Contreras, por lo que la polémica reforma en el edificio, «ha roto la visibilidad del mismo, el entorno, y el encanto de la calle, que de un sabor medieval, pasa a una arquitectura vanguardista, con la colocación de un moderno portón que ocupa casi un 70% de la fachada».

García Cob, apunta también como presuntos responsables de lo que califica como «atropello histórico», a la alcaldesa del Partido Popular, Sonia Palomar, y al equipo de gobierno que aprobó el 29 de octubre de 2012 la licencia urbanística de obra mayor. El portavoz pide que se investigue la responsabilidad de arquitectos e ingenieros que han participado en los proyectos, y han dado el visto bueno para la realización de una obra a su entender “totalmente ilegal”. La obra no solo afecta al edificio, afecta gravemente al Conjunto Histórico del Patrimonio de Ayllón.

Finalmente, García Cob apunta «posibles delitos sobre la ordenación del territorio y el urbanismo, castigados penalmente de un año y medio a cuatro años de prisión para César Félix Buquerin como promotor, y para los arquitectos e ingenieros». También apunta a Buquerin como «promotor un presunto delito cometido contra el Patrimonio Histórico cuya pena es de prisión de meses a tres años y se pide la demolición parcial de la obra, para que esta vuelva a recuperar su estado original».

Para la alcaldesa de Ayllón y para el equipo de gobierno, el porravoz del EQUO señala como «presuntos delitos los establecidos en el código penal en los artículos 320, 322, y 404 cuyas penas son de un año a cuatro años de prisión e inhabilitación para cargo público de siete a diez años, en el caso de haya existido prevaricación».

Esta denuncia es la primera de la andanada de denuncias penales que está preparando García Cob por la «gestión opaca e irregular del Partido Popular que gobierna el Ayuntamiento de Ayllón».