El Plan Estival 2012 de la Junta de Castilla y León intensificará este verano la vigilancia, el control y la inspección alimentaria y ambiental de las características especiales de esta época como son “el aumento de las temperaturas, el mayor número de desplazamientos y el incremento de actividades al aire libre”. Así lo señaló hoy el director general de Salud Pública, Agustín Álvarez Nogal, que visitó la Delegación Territorial de la Junta en Segovia para explicar las características de este plan cuyo objetivo es “mantener el más adecuado y efectivo nivel de protección de salud para los ciudadanos”. En este sentido señaló que “no se trata de alarmar”, sino que “la buena comunicación es necesaria para llevar a cabo prácticas saludables”.

Álvarez Nogal, que estuvo acompañado por el delegado territorial, Javier López-Escobar y el secretario técnico del Servicio Territorial de Salud, Jaime Pardina, explicó que los veterinarios, farmacéuticos, y otros profesionales sanitarios intensificarán en la época estival el control y la inspección del calor, toxxinfecciones y aguas de recreo, así como los desplazamientos y las actividades al aire libre; “además de hacer un especial refuerzo en la información, la formación y el compromiso de todos”, aseveró.

En este afán por prevenir situaciones peligrosas en verano para la sociedad, Álvarez aseguró que el Plan Estival 2012 se caracteriza por tener “un carácter integral”. En este sentido, señaló que de cara a las altas temperaturas, se comunicará con cinco días de antelación las previsiones de temperaturas altas con el objetivo de que se puede minimizar los efectos de las olas de calor. El director de Sanidad Pública, explicó que las alertas de temperaturas aparecen “si superamos el umbral mínimo de la temperatura” normal, situada en Segovia en los 20ºC en esta época del año, el mínimo; y en 34ºC el máximo. Álvarez alertó sobre las exposiciones al sol sin la debida protección y la aparición de cáncer de piel. En Segovia, durante el año pasado 35 personas diagnosticadas por melanomas fueron hospitalizadas en la red asistencias de Sacyl.

Precisamente las temperaturas y el calor característico, combinando con las malas prácticas en la manipulación de alimentos, son las que producen un mayor riesgo de toxiinfecciones alimentarias. En 2011 en Segovia solo hubo un brote que afectó a cuatro personas de las que a una hubo que hospitalizar. La tasa de afectados en la provincia por cada 100.000 personas se situó en 2,44, confirmando así el carácter descendente de los brotes epidemiológicos vinculados a alimentos o agua de consumo. Entre las medidas que el director general de Sanidad Pública recordó, hizo especial hincapié en “utilizar materias primas acreditadas sanitariamente, mantener las temperaturas adecuadas para cada alimento, y manipular correcta e higiénicamente los alimentos”, aunque se pueden encontrar las demás en el portal portal de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

Respecto a las actividades al aire libre se intensifican los controles en zonas de baño y ríos y zonas lacustres censadas y piscinas, ya sea de titularidad pública o privada. En Segovia, hay un total de 111 piscinas censadas, 78 de titularidad pública y 33 privadas, a las que se giraron en 2011 un total de 515 visitas y se levantaron 538 actas, con 1.025 analíticas de cloro y PH realizadas. Además, los campamentos tendrán un papel protagonista en estas inspecciones, como señaló Álvarez, “para comprobar que las condiciones se cumplen idóneamente” ya que, en la Comunidad hay más de 150 campamentos a los que asisten más de 25.000 jóvenes.

En cuanto a la exposición a vectores -es decir, mosquitos, garrapatas, otros insectos o mordeduras de animales-, hay que recordar la necesidad de vestir ropas adecuadas y usar repelentes; en el caso de las garrapatas, no se deben arrancar y hay que acudir al médico y, referido a las mordeduras, conviene recordar que, sólo en 2011, más de 500 personas fueron mordidas por perros.

Para finalizar, el director general de Sanidad Pública señaló que la atención a viajeros, desde la vacunación internacional, la atención de peregrinos al Camino de Santiago, y el tránsito por las principales carreteras hacia el norte de Portugal, que pasa por Segovia en la AI a la altura de Boceguillas, y hacia el norte Portugal, corresponde con el último gran pilar de este plan que puede consultarse a través del portal de Sanidad de la Junta de Castilla y León.