Segovia es una de las provincias de Castilla y León en la que menos disoluciones matrimoniales se han llevado a cabo, siendo únicamente Soria la que le sigue en número y siendo la provincia castellana leonesa en la que menos parejas se han divorciado, separado o solicitado la nulidad matrimonial. En concreto, Segovia registró en 2010 un total de 191 divorcios, 7 separaciones y 0 disoluciones matrimoniales. Un total de 202 disoluciones en total que representan un 3.35% menos respecto a 2009, en el que se registraron 191 divorcios y 18 separaciones.

Respecto a la Comunidad, Castilla y León fue el año pasado la Comunidad Autónoma con la tasa más baja de disoluciones matrimoniales (nulidades, separaciones y divorcios), con 1,73 por cada mil habitantes, cifra que aún así aumenta respecto al año 2009 (1,72), pero que sigue muy alejada de la media nacional, que se situó en las 2,35 rupturas cada millar de habitantes, con 110.321 confirmadas. La región mantuvo, con 4.419 disoluciones matrimoniales, las mismas cifras que en 2009, año en el que se registraron solo tres rupturas menos (4.416).

Por categorías, en Castilla y León se produjeron el año pasado 4.079 divorcios, 336 separaciones y cuatro nulidad, frente a los 4.023 divorcios, 393 separaciones y ninguna nulidades de 2009.

El número de disoluciones matrimoniales por cada 1.000 habitantes en España fue de 2,35 en 2010, cifra superior a la del año anterior (2,27). Por comunidades autónomas, las que registraron las mayores tasas fueron Cataluña (2,78), la Ciudad Autónoma de Ceuta (2,73) y Canarias (2,72), según informa el Instituto Nacional de Estadística en nota de prensa.

En 2010 se produjeron en España 110.321 disoluciones de matrimonios, un 3,9% menos que en el año anterior. De esta manera se rompe la tendencia descendente de las rupturas iniciada en el año 2007. Por tipo de ruptura matrimonial, se produjeron 102.933 divorcios (un 4,7% más), 7.248 separaciones (un 5,6% menos). Por su parte, hubo 140 nulidades, un 10,2% más que en 2009.