Las ventas de automóviles de segunda mano registraron una subida del 5,1 por ciento en Castilla y León, hasta situarse en 59.274 unidades en los nueve primeros meses del año gracias al empuje de los denominados vehículos ‘mileuristas’ caracterizados por su mayor edad y kilometraje pero también por su mejor precio, según ‘El Informe sobre el Mercado de Vehículos de Ocasión’ elaborado por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), que representa a 2.400 concesionarios y 3.000 compraventas. En España, las compras de vehículos de ocasión aumentaron un 5,8 por ciento hasta septiembre, situándose en 1.133.650 unidades.

De esta forma, el mercado de usados continúa marcando signo positivo en el acumulado del año a pesar del descenso registrado en este tercer trimestre debido, principalmente, a la caída de las ventas de septiembre como consecuencia del impacto del fin del Plan 2000E, que ha lastrado las matriculaciones de nuevos y mermado la confianza de un sector vinculado directamente a la evolución de la economía.

Según Ganvam, en estos últimos meses la crisis ha propiciado un aumento de la demanda de vehículos más económicos como son los vehículos ‘mileuristas’, de segmento medio bajo, de más de ocho años y que se venden principalmente entre particulares a un precio más barato por debajo de los 3.000 euros.

Según informan en nota de prensa, “la falta de liquidez y de financiación” está llevando a los usuarios a apostar por el mercado de segunda mano en busca de mejores precios, “generando una nueva demanda que encuentra su respuesta en vehículos del segmento medio bajo y en una población con menor poder adquisitivo como son los jóvenes, inmigrantes y también asalariados aquejados de los efectos de la crisis, el desempleo y los recortes salariales”.

 

Por comunidades

Por regiones, Castilla y León se sitúa entre las regiones que menos incrementó sus ventas de usados hasta septiembre, por delante de País Vasco (+3,1 por ciento) y Asturias (+1,3 por ciento), entre otras. Con ello, la región concentró un 5,2 por ciento de las ventas nacionales.

Por provincias, Salamanca registró el mayor incremento de ventas de vehículos de segunda mano en la región (+15,6 por ciento), seguida de Burgos (+5,7 por ciento), Palencia (+5,6 por ciento), León (+4,5 por ciento) y Soria (+4,3 por ciento). Por otra parte Segovia (+3,1 por ciento), Zamora (+2,7 por ciento), Ávila (+2 por ciento) fueron las provincias donde menos aumentaron las compras de VO. Finalmente Valladolid, fue la única provincia que cerró los nueve meses en negativo (-0,7 por ciento).