Para hablar con el concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Segovia, Andrés Torquemada, es necesario tomarse un buen rato. Y es que el edil puede presumir de encabezar una de las concejalías que más presente está en la vida segoviana y que durante los últimos años se ha sumergido de lleno en la sociedad y en los ciudadanos de esta capital del Acueducto. No pasan despercibidas por nuestros ojos, la pasión, el sentimiento y el orgullo con el que Andrés Torquemada nos explica los principales proyectos que su área ha puesto en marcha, así como los que planean para esta legislatura. Pero, ¿cuáles son? ¿cómo van los que comenzaron en la anterior legislatura? Sin duda alguna nos quedamos con una palabra que definiría a la perfección a este concejal: INVOLUCRACIÓN, con mayúsculas.

 

Uno de los primeros logros citados en el programa electoral es la creación y puesta en marcha del Centro de Servicios Sociales de Fernández Ladreda. ¿Qué ha supuesto la creación de este lugar y cómo ha sido el balance durante este tiempo?

La inauguración se llevó a cabo de 2011 y en este tiempo la valoración ha sido muy positiva porque en Segovia hacía falta espacios para que las entidades socio-sanitarias llevaran a cabo su trabajo. Una vez se obtuvo la cesión por parte de patrimonio del Estado de ese antiguo catastro ya se destinó a Centro de Entidades de Autoayuda dando cabida a 15 asociaciones. Hemos querido hacer hincapié en el dinamismo del centro, en crear sinergías, en compartir, conocer los recursos de las demás asociaciones para no duplicarlos. Además también trasladamos el CEAS, con tres trabajadores sociales llevando a cabo su labor allí, el apoyo de un auxiliar administrativo, y un técnico que se encarga del ámbito de igualdad.

 

¿Se prevén más incorporaciones a las oficinas?

En este momento el espacio está cubierto y en su mayoría están compartiendo los despachos. Entre las propias asociaciones se ponen de acuerdo para ocuparlos con turnos o combinando los días. Salvo baja no habría por el momento espacio.

 

En caso de una hipotética baja, ¿Qué hay que hacer para disponer de una de ellas?

Hemos tenido alguna asociación que nos ha solicitado un espacio pero en la actualidad estamos estudiando la posibilidad de ubicarlo en otros lugares como en la zona de San José o San Lorenzo. De todas formas, y afortunadamente, no tenemos constancia de falta de espacio para alguna entidad. Hemos dado cabida al movimiento asociativo del área de esta concejalía.

 

-Nos vamos desde Fernández Ladreda hasta Zamarramala. La licitación del albergue de peregrinos se aprobó hace un par de semanas en la Junta de Gobierno Local. ¿Cuando se prevé que esté finalizado?

Las obras comenzarán a principios de 2012 y el periodo de ejecución se extenderá hasta el verano que es cuando podría abrirse. Queríamos que Segovia capital tuviera un albergue porque formamos parte del Camino de Santiago de Madrid, la etapa Cercedilla-Zamarramala y era un recurso muy necesario puesto que cada año crece la afluencia de peregrinos en esta zona. Además se solicitó una ayuda de 75.000 euros a los programas de desarrollo rural, el de la zona de Segovia Sur, ubicada en Espirdo, y nos la han concedido.

El proyecto completo, que ronda los 200.000 euros, quedará terminado para poner en funcionamiento toda la parte de abajo. Por la propia estructura del edificio habría posibilidad en la planta de arriba dejar abierto para una posible ampliación pero de momento no se puede llevar a cabo por cuestiones presupuestarias.

 

¿Cómo será el albergue de Zamarramala?

Va a haber una habitación grande para 20 plazas, que de momento es más que suficiente. A esto se le suma una cocina, un office, baños con taquillas, patio y porche.

Todo lo necesario para impulsar el Camino en Segovia que además hemos coordinado junto a la concejalía de Patrimonio Histórico y Turismo. Va a ser todo un éxito porque teníamos constancia de esta necesidad.

 

-Una de las fuertes apuestas de la concejalía de Servicios Sociales es la de la integración de las personas con discapacidad en el ámbito empresarial trabajando en Segovia ¿Cuántas empresas y personas se contabilizan colaborando en este programa?

Hay que separar en principio dos programas. La apuesta más fuerte es la de dar el derecho que tienen a trabajar, ni más ni menos, a través de programas con personas en riesgo de exclusión social entre los que se encuentran las personas con discapacidad intelectual. Desgraciadamente no hemos podido conseguir contratos estables pero si hemos llevado a cabo periodos de 4 meses de contratación, en alguna ocasión y en colaboración con la Junta de Castilla y León, también el Ayuntamiento los ha financiado y ya van cinco veranos. Ha habido alrededor de 3 o 4 personas con discapacidad trabajando en alguno de nuestros centros, en San José, en La Albuera en el Centro Integral de Servicios Sociales; en la concejalía o en Fernández Ladreda. Han sido un ejemplo y han trabajado muy bien. Continuaremos impulsando estas iniciativas instando a las diferentes administraciones y apoyándolos desde el Ayuntamiento de Segovia.

La otra línea pasa por el apoyo a través convenios con diferentes entidades del mundo de la discapacidad. Entre ellos, con COCEMFE, la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, de ámbito nacional, y la Obra Social de La Caixa, que llevan a cabo el programa Incorpora Inder, poniendo a su disposición un local que al principio estuvo en Zamarramala y luego se trasladó al centro cívico de San Lorenzo y que contrató a dos profesionales que se dedican a exponer a las empresas todo lo que se refiere al ámbito de contratación de personas con discapacidad y formar a estas personas.

Son muchas las empresas de Segovia, casi todas, las que han sido informadas de este programa y alrededor del 50% se han implicado de alguna manera, canalizando prácticas, formación, formar parte de las bolsas de trabajo.

 

¿Se podría decir que las empresas de Segovia se implican en esta labor?

En términos generales y afortunadamente se han dado pasos muy importante en este ámbito pero aún falta mucho trabajo. Por lo que es necesario seguir haciendo mucho hincapié, seguir informando y sobretodo seguir concienciando.

 

-¿Qué acciones llevaría a cabo el II Plan Municipal de la Infancia y la Adolescencia?

Es esencial escuchar la voz de los niños en nuestra ciudad porque tienen mucho que decir, mucho que enseñar, y nosotros tenemos mucho que aprender de ellos. Depende de los valores que inculquemos en ellos, su futuro y el nuestro. A través de este programa se da una voz a este sector a través del Consejo de la Infancia en el que trabajan tres centros de nuestra ciudad, entidades que trabajan en la red de infancia, además de la representación administrativa.

Somos una ciudad que trabaja con la infancia desde un punto de vista transversal, a través de la mayoría de las concejalías, y después de llevar a cabo el I Plan Municipal de la Infancia y la Adolescencia, Segovia consiguió el título de Ciudad Amiga de la Infancia, junto con no muchas capitales de provincia de España, al mismo tiempo que Madrid.

 

-Hablando de infancia, ¿Cuándo verá la luz definitivamente el Centro Infantil de San Lorenzo?

Pretendemos que la adjudicación pueda llevarse a cabo a finales de año, para que en 2012 podamos tener nuestra nueva escuela infantil. Está en marcha todo el procedimiento, y este ha sido uno de nuestros retos en cuanto a infraestructuras, porque Segovia sólo contaba con un centro de estas características.

 

-Desde juventud uno de las principales problemas que se concluían del programa electoral de la anterior legislatura era la integración de los inmigrantes en la vida segoviana. ¿Qué se hace desde tu concejalía?

Es uno de los trabajos más intensos. Los ‘nuevos ciudadanos’ de Segovia están contemplados en el Plan Estratégico de Segovia y su área de desarrollo, ya que cuando se desplazan a un nuevo país necesitan el apoyo del país de destino. Hemos puesto en marcha programas con la población inmigrante desde una perspectiva integradora, y se ha tratado aprovechando todo tipo de recursos haciendo un intercambio de culturas, ensalzándolas con diversos actos, conservando su patrimonio, celebrando sus festividades, o conservando su lengua con programas de idiomas.

 

-Otra de los puntos del programa hace referencia al cumplimiento de los objetivos del Milenio. ¿En qué ha colaborado el Ayuntamiento de Segovia?

Aunque haya crisis y recortes presupuestarios no debemos de olvidarnos de la cooperación al desarrollo, es más, en estas épocas es cuando más tenemos que ayudar a los que nos necesitan. Muchas administraciones parecen no verlo así y recortan en este tipo de ayudas o directamente no las destinan. Nuestra partida no es muy grande, de 125.000 euros, pero se mantiene. A través de diferentes ONG`s en concurrencia competitiva se destina esta cantidad a la realización de estos proyectos.

Además el Ayuntamiento tiene proyectos de cooperación directa en los que se destina una cantidad a un programa y que tiene que tener un respaldo institucional, como el de desarrollo en diferentes barrios de Nicaragua, el de creación del mini acueducto en Achuapa y tenemos pendiente la de este año.

Hemos llevado a cabo diferentes jornadas de sensibilización con las ONG’s, la campaña “Haz ruido por los objetivos del Mileno”, el desarrollo del comercio justo.

 

-Cambiando radicalmente de tema, ¿Cómo ha sido la acogida y cómo continúa después del ‘poco éxito’ que se comentaba que tuvo al principio el Mercadillo de Nueva Segovia?

Nosotros iniciamos ese mercadillo a instancia de los vecinos del barrio. Cuando se inauguró eran más de 40 las solicitudes para participar en este mercado y poco a poco fueron disminuyendo enormemente. No se si es el día, que es lunes, aunque es el que se nos sugirió; o porque coinciden los vendedores con ventas en otros lugares que consideren que sean más rentables. Lo que es cierto es que los vecinos no lo han acogido tan bien como ellos mismos pusieron de manifiesto al principio.

Se ha reducido a una pequeña parte y nosotros, después de tratarlo con los vecinos, lo vamos a mantener porque son ellos los que quieren tenerlo allí.

 

-Cementerio de Segovia. Aún existen paredes y muros derruidos que afean la imagen del Cementerio de Segovia. ¿Queda mucho por hacer?¿Hay actuaciones nuevas específicas?

Somos conscientes de que el Cementerio es un lugar que excepto los últimos 8 años no había tenido una apuesta concreta por renovarlo o acondicionarlo. Desde este equipo de gobierno hemos sido consciente de su deterioro y de la construcción de los nichos que se estaban agotando. Hemos construido entre 500-600 nichos, hemos reformado patios y galerías, y seguimos siendo conscientes de esa necesidad. No descartamos un procedimiento de concesión para una gestión externa, aunque por el momento no ha salido hacia delante. Así que por el momento vamos a continuar con las reformas con inversiones importantes, como la que hemos llevado hasta ahora de alrededor de 700.000 euros.

Se ha realizado el paseo de central para el Día de Todos los Santos respondiendo al rico patrimonio monumental de nuestro cementerio, y nos hemos centrado en el cuarto patio que es en el que se van a llevar a cabo diferentes reformas.

 

-¿Hay algún proyecto estrella que la concejalía de Servicios Sociales tenga en mente o lo ha habido en la anterior?

Como cuestión a destacar durante estos años podría señalar que nuestra ambición se ha centrado en hacer de Segovia una ciudad de referencia en el ámbito social por varios motivos.  Respondemos a principios como la universalidad, solidaridad, igualdad, no discriminación, proximidad, calidad y atención personalizada. Queremos unos servicios con más recursos y con más prestaciones, para lo que el Ayuntamiento continúa trabajando.

Además los ayuntamientos y Comunidades Autónomas hemos colaborado, como puerta de entrada en el gran proyecto de  la implantación de la  Ley de Promoción de Autonomía Personal y Atención de Personas en situación de Dependencia de este Gobierno.

Es muy dificil elegir un sólo proyecto estrella pero podría destacar el programa de realojo de la anterior legislatura y del comienzo de esta a través del acompañamiento y seguimiento social a pie de cañón. Es necesario echar la vista atrás y acordarnos de El Tejerín por ejemplo, que estaba intransitable, así como Carretera de Madrona y cómo se están acondicionando. Es un hecho histórico por el que ha apostado el Ayuntamiento de Segovia.

La escuela infantil, para dar cabida a 61 niños más en una guardería pública, el Plan y el Consejo de la Infancia además del reconocimiento a Segovia de Ciudad Amiga de la Infancia  otorgado por Unicef, nuestro trabajo por la igualdad femenina con el Consejo Municipal de la Mujer,  son otros de los proyectos de los que me enorgullezco enormemente. Ahora vamos a crear el Consejo Municipal de la Accesibilidad muy importante en esta ciudad, creo que será otro de los proyectos más brillantes o la construcción de viviendas sociales y la recuperación del Martín Chico.

Hay muchos proyectos y desde Servicios Sociales en esta situación de crisis vamos a seguir apostando por ayudar a los más desfavorecidos y a quienes más necesitan el respaldo de los servicios sociales públicos.