Los usuarios del transporte urbano en Castilla y León descendieron ligeramente un 0,2 por ciento en junio sobre el mismo mes de 2009, hasta alcanzar la cifra de 6,4 millones de viajeros transportados. Esta disminución fue inferior a la registrada en el conjunto del país, donde se situó en el 0,4 por ciento, según los últimos datos de la Estadística de Transporte de Viajeros, publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El transporte de viajeros por autobús sólo se incrementó en cuatro comunidades: País Vasco (7,7 por ciento), Galicia (2 por ciento), Castilla-La Mancha (1,6) y Madrid (uno por ciento).

Entre las principales caídas se encuentran Canarias, con un 4,9 por ciento menos, Comunidad Valenciana, con un descenso del 4,3 por ciento, y Extremadura, con un 3,5 por ciento menos. El resto se sitúan por debajo del dos por ciento de bajada y siempre cerca de la media nacional.