Cruz Roja Española ha alertado a sus 22 Unidades de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de Apoyo Psicosocial ante el accidente ferroviario registrado anoche en Santiago de Compostela. Los primeros ERIE de Apoyo Psicosocial movilizados ante el accidente ferroviario de Santiago fueron los de tres que existen en Galicia, desplegados en las estaciones ferroviarias de A Coruña y Santiago para prestar atención a los familiares de las víctimas, y la pasado madrugada partió otro ERIE desde Salamanca además de que el equipo de Cruz Roja Española en Segovia continúa en alerta.

Según recalcan desde la institución, la primera respuesta de Cruz Roja Española ante esta tragedia fue de carácter sanitario, a través de la atención a las víctimas del siniestro y su evacuación a los centros hospitalarios más próximos, en coordinación con el Servicio Gallego de Salud (Sergas) de la Xunta de Galicia. Para ello intervinieron los equipos de cinco ambulancias y otros recursos sanitarios de Cruz Roja Gallega.

Actualmente hay tres tipos de ERIE homologados en Castilla y León, que cuentan con el apoyo económico de la Fundación Solidaridad Carrefour. Así, el ERIE de albergue provisional proporciona los equipamientos materiales necesarios para brindar asistencia a la población que se ve desplazada de sus domicilios particulares o incluso de su localidad debido a situaciones de emergencia. El ERIE de intervención psicosocial proporciona una atención integradora a las víctimas, familiares y allegados que se ven afectados por una situación de emergencia con la finalidad de satisfacer las necesidades psicológicas, sociales o sanitarias que tengan las personas afectadas. Y el ERIE de búsqueda y salvamento en medio acuático participa en la planificación y ejecución de tareas de búsqueda, salvamento y rescate en ríos, pantanos, embalses… de personas desaparecidas, aportando los recursos materiales y humanos necesarios para la intervención.

Entre las funciones que llevan a cabo están las de normalizar las reacciones de las personas afectadas, previniendo la aparición de trastornos psicopatológicos, asesorar al personal de Emergencias sobre el manejo de las variables psicosociales que inciden en las víctimas, o la detección temprana de aquellos casos que sea necesario derivar a la red de salud mental o servicios sociales.