La Junta de Castilla y León no convocará oposiciones a docentes durante 2012 pero se compromete a sacar el doble de plazas durante 2013, porque así lo han acordado las comunidades autónomas con el Ministerio de Educación para favorecer que los aspirantes puedan competir por un puesto en las mejores condiciones. Así lo ha asegurado en Burgos el consejero de Educación, Juan José Mateos, quien garantizó que “se sacará el doble y se tratará de ampliar la ratio que le corresponde a la Comunidad”.

Un día después de mantener una reunión en Madrid en el Ministerio de Educación, el responsable de la Junta declaró que el encuentro sirvió para hacer un análisis de la situación con el ánimo de encontrar una solución a la realidad planteada. En este sentido, recordó que según el dato fijado desde Educación de ofrecer convocatoria con un diez por ciento fijado de la oferta pública- tal y como estipula la ratio- el Gobierno regional ha decidido no convocar oposiciones a docente durante este ejercicio.

Teniendo en cuenta ese diez por ciento, la Junta de Castilla y León ha visto que las plazas que podría ofertar durante 2012 no alcanzarían a 150 profesores funcionarios, algo que no modifica la ratio de funcionario interino. “El número de plazas poco significativo con el esfuerzo que merece preparar esas oposiciones”, recalcó Mateos, quien indicó que a este tipo de convocatorias se presentan miles de personas.

Mateos descartó que vayan a producirse recortes educativos, y declaró que la falta de funcionarios será suplida por interinos que estarán en las aulas y “van a poder desarrollar toda su vocación y actividad”. Por ello, considera que la docencia y la asistencia se mantendrá durante 2012.

En relación a la partida presupuestaria que el Gobierno regional destinará una vez que se aprueben los presupuestos, el consejero subrayó que se trata de “una partida fundamental”, y aseveró que la educación “es una de las prioridades” del Gobierno de Castilla y León. En este sentido, declaró que se mantendrán las plantillas educativas para garantizar el servicio que se presta en todos los centros de la Comunidad.

Mateos explicó que la intención del Ejecutivo regional pasa por mantener el 99 por ciento de la financiación en el caso de las universidades públicas, con el ánimo de consolidar la excelencia. “Dificultades hay muchas, pero también soluciones”, apostilló.