El personal de Parques y Jardines lleva a cabo durante estos días labores de mantenimiento de la pradera del Santuario de la Virgen de la Fuencisla. Se trata de la intervención anual que realiza el Ayuntamiento de Segovia para mantener en perfecto estado ese espacio buscando el equilibrio entre el arbolado y la cubierta de césped.

Desde hace años se acomete un ligero clareo de los árboles de la zona para que no impidan la entrada de los rayos solares en la pradera, ya que el exceso de sombra dificultaría el crecimiento del tapiz de hierba en la explanada.

La intervención es necesaria también para rebajar la espesura de la plantación de almeces y arces, con los que se sustituyeron los olmos muertos afectados por la grafiosis. Se talarán no más de ocho ejemplares, los menos vigorosos y desarrollados.

Con esta intervención el consistorio persigue mantener la cubierta de hierba en las mejores condiciones posibles y favorecer el crecimiento y desarrollo del arbolado en el entorno del Santuario de la Fuencisla, una zona muy visitada por segovianos y turistas.