Unas 2.000 personas procedentes de las nueve provincias de Castilla y León han viajado este verano a otros países para realizar un curso de idiomas, una cifra similar a la del año pasado, de acuerdo con las estimaciones de la Asociación de Promotores de Cursos de Idiomas en el Extranjero (Aseproce). Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos han sido los destinos preferidos por los españoles en general y también por los castellanos y leoneses, ya que más del 86 por ciento de los que han salido durante el periodo estival lo han hecho rumbo a uno de estos tres países.

Por lo que respecta a la edad de los estudiantes, la gran mayoría eran niños y adolescentes, que representaron más del 70 por ciento del total. El resto eran jóvenes, universitarios o personas con otro tipo de estudios, y recién titulados y ejecutivos o profesionales de distintas especialidades.

En una nota de prensa recogida por Ical, la secretaria general de Aseproce, Marta Galea, señaló que “las familias son conscientes de lo importantísimo que es para sus hijos dominar idiomas, especialmente con vistas a su incorporación al mercado laboral”, ya que actualmente “hablar una o dos lenguas multiplica las oportunidades de encontrar trabajo”. Asimismo, recordó que, en opinión de los expertos, la inmersión mediante una estancia en un país en el que se habla ese idioma es la manera más rápida y eficaz de dominarlo.