Hace unos días se presentó el proyecto ‘Lágrimas negras’ que consiste en la confección de una gigantesca obra de tapicería de creación colectiva, compuesta por una pieza central (90 x 90 cm) que representa a una mujer acostada sobre una banqueta, a la que se van añadiendo piezas (15 x 15 cm) bordadas por cientos de mujeres de todo el mundo. Estas piezas representan las lágrimas vertidas por la mujeres cuyos derechos humanos se violan a diario.

La Fundación Caja Rural de Segovia distribuirá 500 kits de bordados hasta el 12 de marzo, que se podrán recoger en las oficinas de Caja Rural de Segovia y provincia a un precio de 5 euros, que corresponde al coste real del material necesario.

En esta ocasión, el Palacio de Quintanar acogerá un encuentro el próximo viernes de 17:00 a 19:00 horas entre café y buena compañía, donde todo aquel que asista podrá empezar a bordar su cañamazo al tiempo que participa en la elaboración de una obra de arte de dimensiones gigantes en la que están participando más de 2.000 mujeres de todo el mundo y en la que odos los beneficios recaudados a través del proyecto “Lágrimas Negras” irán destinados al Proyecto Esperanza y a la Fundación Amaranta, que luchan contra la trata y la esclavitud sexual de mujeres y niñas, tanto en España como en India.