La Asociación Cultural “Sinodal de Aguilafuente” ha denunciado que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) reclamó a la entidad un total de 3.080 euros correspondientes a los “supuestos derechos” sobre las representaciones teatrales del Sinodal en los años 2011 y 2012. Manifestando que “por supuesto, se van a oponer a dichas pretensiones”, el presidente de la Asociación, Fermín de los Reyes, asegura que no existen posibilidades de afrontar el pago pero que de realizarlo “ya no habría Sinodal”.

A través de un comunicado recogido por la agencia Ical, recordó que la agrupación segoviana es una entidad sin ánimo de lucro y que la celebración sobre la conmemoración de la introducción de la imprenta en España es un evento cultural “de primera importancia que tiene por finalidad fomentar la cultura”. En este sentido, manifestó que los autores de las obras teatrales son el director técnico del Sinodal y los directores de las representaciones, por lo que entendió “que en ningún caso se lesionan sus derechos”.

Esperando que sea un erros admisnitrativo de la SGAE, “tal como ocurrió con el Encuentro Nacional de Teatro Especial de Fuentepelayo (Segovia) hace años”, De los Reyes subrayó que el Sinodal de Aguilafuente no genera beneficios porque las actividades son gratuitas y únicamente se solicita un donativo en algunas para la financiación de dicho evento.

“El Sinodal mueve a ciento cincuenta personas que emplean muchas horas, desinteresadamente, para que se difunda que la imprenta se introdujo en Segovia y que Aguilafuente da el nombre al primer libro impreso en España”, recalcó el responsable de la asociación mientras argumentó que las cuotas de los socios y las ayudas de las instituciones y de los demás colaboradores se destinan a las actividades culturales.

Para concluir, Fermín de los Reyes recordó que la asociación lleva diez años difundiendo el evento además de formar parte de una investigación universitaria sobre representaciones culturales. “Estamos superando la crisis y seguiremos “seguiremos trabajando para continuar manteniendo la ilusión de Aguilafuente, a pesar de que a veces parece que estamos en Sicilia”.