El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León dictó un auto que desestima el recurso impuesto por las personas implicadas en el caso de los miniapartamentos. Por tanto, a la sentencia impuesta que obligaba a pagar 350.000 euros a sus responsables y que sigue siendo válida, se sumará el importe debido a las costas del incidente. “Un paso más para la demolición de esos miniapartamentos”, como ha celebrado el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes.

Como se recordará, el TSJCyL dictaminó una sentencia condenando a uno de los implicados en este tema, con una sanción administrativa tipificada como “muy grave”. Tanto el acusado, como las otras dos implicadas en el asunto, recurrieron esta sentencia y presentaron un recurso de nulidad de la propia sentencia alegando que se habían vulnerado principios como el de legalidad o el de proporcionalidad.