El servicio municipal de extinción y salvamento ha realizado un balance positivo durantes sus meses de verano. Los incendios han disminuido con respecto al año 2010. En total se han registrado 67 intervenciones. Se localizaron 16 en edificios, hubo 28 salidas para sofocar las llamas en pastos y montes, 12 en vehículos y otros 11 en papeleras.

Consideran que «el verano ha resultado más tranquilo». Entre junio y septiembre el servicio ha realizado 343 intervenciones, 12 menos que en el año pasado. Entre ellas destacan las 114 actuaciones de salvamento, las gestionadas por el servicio del 112 que se contabilizaron en 113 y ya por detrás, las 67 intervenciones por incendios y las 38 por asistencias técnicas.

En el lado del salvamento, la mayoria se producían para socorrer a victimas (36) y por hundimientos y ruinas (31). Además se encuentran las 19 salidas relacionadas con el agua, desantrancos y fugas. 14 de ellas se deben a atención a animales lo que supone un importante incremento respecto al 2010 cuando tan sólo se producían 5 intervenciones de este tipo.

La plataforma de atención 112 ha recibido unas 106 llamadas para la intervención del servicio municipal, 22 más que el año pasado y 95 más que en el 2009. Por otro lado, las falsas alarmas este verano han subido respecto al año pasado, 11 frente a las 6 registradas en 2010.

Por último el mes de julio fue el mes de mayor actividad. Durante ese mes se registraron 101 salidas frente a las 92 en agosto, 89 en septiembre y las 61 del mes de junio.