El Comité de Dirección de Telefónica I+D ha nombrado a Antonio Ferreras máximo responsable del centro de Telefónica I+D de Becillo, en sustitución de Miguel Lacaci, según informaron fuentes de la compañía.

Antonio Ferreras (Segovia, 1966) está casado y tiene dos hijos. Es Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid, con la especialidad en Electrónica (1990), obteniendo el doctorado en la especialidad de óptica electrónica en 1995. Ferreras es, también, licenciado en Psicología, especialidad Psicología Industrial (1991-95) y en Ciencias Económicas y Empresariales, especialidad Empresa (1995-2000).

Es experto Universitario en Administración Local, autor de una veintena de publicaciones nacionales e internacionales; además de autor de cuatro patentes internacionales, dos en optoelectrónica y otras dos en tecnología multimedia.

Ferreras ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional el el Grupo Telefónica, ocupando diversos puestos de responsabilidad en Telefónica I+D y en Telefónica Soluciones. Se reincorpora en Telefónica Investigación y Desarrollo con los objetivos de mantener el centro de I+D Boecillo como referente de la I+D del Grupo Telefónica y potenciar su relación con la Comunidad castellano y leonesa.

En este sentido, se hará especial hincapié en la colaboración con el mundo académico, empresarial y económico, apostando por un modelo de innovación abierta, colaboración con terceros y con una orientación clara a resultados.

Telefónica I+D busca centrarse en la innovación en productos y servicios, redefiniendo sus objetivos entre los que se encuentra disponer de la mejor tecnología para usarla en sus propios servicios a los usuarios, dar valor añadido a sus productos y diseñar nuevos lanzamientos con sus innovaciones.

De entre las líneas de trabajo del centro de Boecillo destacan las relacionadas con las Plataformas para la provisión de servicios globales, accesibles desde cualquier lugar y desde múltiples dispositivos, para aprovechar el mercado mundial de Telefónica.

Se trata de aprovechar las nuevas formas de interacción y participación activa del usuario con las aplicaciones y terminales. El objetivo es diversificar la actividad y los modelos de negocio de Telefónica, en colaboración con terceras partes (usuarios finales, empresas, instituciones, etc.), abriendo, incluso, de forma controlada, las capacidades y recursos de la red de Telefónica mediante el diseño, desarrollo e implantación de plataformas innovadoras en línea con las tecnologías de Internet.

Otra de las líneas de trabajo que se potenciará será la innovación en el uso del móvil en tareas cotidianas y profesionales, como su utilización en pagos, tarjetas de fidelización, transferencias, redes sociales, tickets, cupones, terminales punto de venta, etc. Telefónica está construyendo un amplio portfolio de servicios y productos centrados en las nuevas tecnologías móviles. Entre estas múltiples funcionalidades del móvil en el entorno profesional, se prestará especial atención al desarrollo de servicios para el sector financiero.

Los cambios en el Centro de Boecillo se enmarcan dentro de la estrategia del Grupo Telefónica de renovar su filial de I+D para situarla en vanguardia tecnológica mundial, redefiniendo sus modos de trabajo y renovando su cúpula directiva.

Para liderar este proceso se ha nombrado a Carlos Domingo, anterior director del centro de Barcelona, como consejero delegado y primer directivo de Telefónica I+D.