El Ayuntamiento de Segovia y la empresa Top 30, encargada de la obra del rocódromo, han alcanzado un acuerdo al objeto de ampliar la instalación y terminar su ejecución a corto plazo, pero sin especificarlo. Los trabajos ya se están llevando a cabo y «marchan a buen ritmo, por lo que se espera poder recepcionar la obra con brevedad», apuntan desde el Ayuntamiento.

La instalación ha sido construida con paneles de fibra de vidrio y materiales de primera calidad proveyendo al rocódromo de rutas de escalada adecuadas para todas las dificultades, desde iniciación hasta máximo nivel. Esta circunstancia va a permitir a los segovianos aficionados al deporte de la montaña a disfrutar de la mejor instalación de estas características de Castilla y León. El nuevo módulo del rocódromo consta de una anchura de 4,5 metros y una altura de 12,6 metros quedando situado anexo a la construcción ya existente. Del mismo modo se procederá a la instalación de más anclajes para presas lo que viene a ampliar la dotación de todas las paredes de escalada.

 

Lavado de cara para las instalaciones deportivas municipales

Por otra parte, el Ayuntamiento va a acometer trabajos de mejora para el mantenimiento de las instalaciones deportivas municipales. De esta manera, se adecentará el antiguo graderío cubierto del Estadio Municipal de La Albuera y se procederá a pintar todo el interior del Pabellón Pedro Delgado. Pasillos, escaleras, solarium, alrededores de la cancha y vestuarios experimentarán un importante lavado de cara durante las próximas semanas.