Funk, diversión y ritmos frenéticos con una sola pretensión: pasarlo bien. El próximo sábado 13 de octubre, la sala Beat Club de Segovia acogerá la actuación de Priscilla Band, una decena de músicos que a partir de las 21:30 horas presentarán su trabajo ‘Olor a Fonk’. Tus entradas anticipadas en Bar Santana y Café Bar Clandestino a 5 euros, y 7 euros en taquilla. ¿Te vas a quedar sin ella? En Segoviaudaz.es hemos podido hablar con ellos.

 

-Sois diez integrantes, ¿cómo coincidís en este proyecto que nacía en 2005? ¿Cómo se va configurando el grupo? ¿Qué aporta cada uno?

 La banda nace en el 2005 cuando la base (bajo, batería, teclado y guitarra), que ya compartía escenarios con otros proyectos, decide apostar por una gran banda Fonk cargada de groove. En ese momento empezó la búsqueda de músicos, en especial de una sección de vientos. Aunque en un principio era un conjunto instrumental tras conocer a Juantxu (Cantante) decidimos apostar por un formato de big band, como es la actual.

Funcionamos por secciones, con una base rítmica, bien compenetrada y con mucho groove, y el toque latino de la percusión. Un combo de vientos potente y coros / voces bien arreglados. Para esto, el trabajo en grupo y coordinación es vital.

 

-¿Por qué el nombre Priscilla Band? y ¿el título ‘Olor a Fonk’?

Buscábamos un nombre que pegara con el estilo de música que se pretendía, pero como todos los grupos hubo que esperar a el día antes del primer concierto. Entre cervezas y risas salió el nombre, y nos gustó…Las interpretaciones al gusto de cada uno: La mujer de Elvis, la reina del desierto, o la prima del que sea.

¿El olor a fonk?, jejeje, Bueno empieza con la palabra Funk que viene de la jerga que se empleaba en los guetos de negros a finales de los 60 . Allí, diferentes músicos afro-americanos empezaron a fusionar soul jazz y R&B dando paso a otra forma musical rítmica, así se creo la musica funk,. Para ellos esta palabra quería decir algo asi como el olor femenino que se origina en pleno acto sexual … Esta es una de las acepciones que existen y la que más nos gusta. De ahí el olor a fonk!!

 

-¿Cómo es el proceso de creación de los temas? ¿Hay alguien encargado para ello? ¿Lo hacéis entre varios?

En Priscilla todo se comparte… no sólo hay un encargado. Todo surge con una idea de base (bass, drum & keys) y línea de voz. Según va cogiendo forma el tema, se le unen arreglos de vientos y coros que consiguen redondearlo.

 

-“Funk, Soul, disco, boogaloo y sabor latino”, es la teoría, pero en la práctica, ¿qué vamos a poder disfrutar en Segovia?

Será un concierto muy especial para nosotros por ser la primera vez que actuamos en Segovia. Daremos un repaso a la época dorada de la música negra. Un directo enfocado a los estilos mas setenteros con vertientes que has comentando. Vamos que será Fonk, pero con un toque chulesco , lo que viene siendo de Bilbao, jeje.

 

-¿Se traducen vuestros ritmos frenéticos en las actuaciones?

Tenemos un repertorio de unas 2 horas, donde damos un recorrido por los distintos estilos dentro de la música soul-funk, pero siempre con una actitud rockera y desenfadada; nos encanta huir del rollo estirado que muchas veces nos suele ofrecer el Jazz-Funk. Porque ante todo venimos a disfrutar e interactuamos con el público, porque realmente quieren cantar, gritar, bailar … ell@s lo piden. El resultado: sudor y fonk.

 

Hacéis constantemente referencias al “Retrogusto”. ¿A qué os referís?

El retrogusto es ese sabor que después de haberlo degustado (como un buen cochinillo) perdura a lo largo del tiempo. Y es que el Fonk, aunque su mejor momento fuera en los 70, su sabor sigue presente.

 

Habláis de olor a añejo y vuelta a la época del vinilo, a los 70. Ahí van tres cuestiones: ¿Qué rememoráis de ella, qué mejoráis, y qué no se podría imitar de dicha época?

Jode con la preguntita, jeje.

De esa época rememoramos todo, esa forma de ver la vida, la creencia de que si quieres puedes, y por supuesto su sonido y sentimiento.

Mejorar es igual a comparar, y las comparaciones son odiosas, nosotros aportamos una perspectiva más actual. Ese boom, simplemente, es inimitable.

 

-Referencias a la vida actual, a la crisis económica, con ‘No tengo dinero’, o vuestra filosofía “Suma y sigue”. Pero ¿Cómo veis la actual realidad de la industria cultural en general y discográfica en particular?

El mundo digital ha acabado con la pequeña-mediana industria discografica ya que ya no se venden tantos discos como antes del boom de internet. Pero este nuevo escenario ha abierto montón de nuevas posibilidades. Cualquier banda a través del medio digital, hace posible que su música llegue lo mas lejos posible. En esta era esto es mas posible que nunca. Eso si, lo que no hay lugar a duda es que el futuro o mas bien el presente del músico está en el escenario, el subirse cada noche a darlo todo y hacer vibrar al publico.

 

-¿Es posible ‘Sumar y seguir’ con las dificultades de las que hablan muchos respecto al incremento del IVA en la cultura?

Para nosotros la cultura y la música son bienes comunes, y haberlo convertido en un negocio puro y duro no ha favorecido más que a las grandes cadenas. Esta medida hace que paguen más los de siempre … Nosotros somos músicos y consumidores de cultura underground, y otra vez más seguiremos siendo los perjudicados.

 

-¿Qué futuro os planteáis ahora por delante? ¿Nuevos trabajos a la vista?

El día a día es lo más excitante: tocar, ensayar y disfrutar. En principio, hacernos la gira Olor a Fonk por todo el estado llegando al mayor numero de sitios y público posibles. Esperamos sacar para navidades la edición en Vinilo, del «Olor a Fonk», un nuevo videoclip, y algún tema inédito.