En la tarde del sábado se presentó, en la Insigne Colegiata del Palacio de La Granja de San Ildefonso, el libro ‘Jacinto Gómez Pastor (1744-1812). La Granja, retrato de una época’. En el acto intervino José Luis Vázquez, alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, Federico Coullaut-Valera, arquitecto, Joaquín Riaza, profesor de Lenguas Clásicas, y los autores Teresa Lavalle-Cobo y Héctor Monterrubio Santín, ambos especialistas en Arte e Historia del lugar.

Este libro relata la vida del pintor Jacinto Gómez Pastor. Nacido en el Real Sitio y que inició su formación en el mismo lugar junto a Juan Antonio Salvador Carmona. Fue discípulo de personalidades como Bayeu y Maella, llegando a trabajar junto a Francisco de Goya en San Antonio de la Florida. El hecho de presentar este libro en la Colegiata se debe a que fue el lugar donde el artista inició su formación como pintor. Durante el acto, Teresa Lavalle-Cobo dio a conocer, brevemente, la figura de Jacinto Gómez Pastor.

Además, en el mismo libro, se puede leer la historia del lugar durante sus primeros cien años de vida. Según Héctor Monterrubio “podremos leer datos que nunca antes se habían publicado sobre el municipio”, principalmente, en torno al inicio del siglo XIX. El autor hizo, durante su intervención, un rápido repaso a lo más destacado de la población desde su nacimiento hasta 1812 e hizo alusión a la presencia previa de los Trastámara, responsables de las primeras edificaciones del entorno.

Ante una sala abarrotada, Vázquez, alcalde del lugar, ensalzó el trabajo realizado por los autores y, sobre todo, alabó la labor realizada a lo largo de los años por Librería Ícaro. Federico Coullaut Valera honró la trayectoria profesional de Teresa Lavalle-Cobo mientras que el profesor Joaquín Riaza elogió el trabajo y la disposición de Juan Carlos Monterrubio, propietario de la librería granjeña y del que fue su alumno, Héctor Monterrubio. Al finalizar el acto, los autores recibieron las felicitaciones de los presentes y dedicaron su obra a todos aquellos que lo desearon, todo ello amenizado con un vino español que permitió un ambiente distendido.

Para Librería Ícaro, organizadora del evento, el acto supuso un gran éxito de convocatoria al llenarse el lugar con más de 130 personas. La realización del acto, que se enmarca dentro de los actos de celebración de su trigésimo aniversario, ha supuesto el primero de una serie de actos que se realizarán a lo largo de los próximos meses.