El Grupo Municipal Socialista se queja por el bloqueo administrativo al que les tienen aconstumbrados el Grupo Municipal del Partido Popular. Denuncían su forma de actuar pidiendo, por escrito, información de los más variados asuntos, una y otra vez, y sin tener en cuenta que ya se les ha respondido y consideran que supone un problema administrativo constante.

Creen que «ese comportamiento solo puede ser fruto del desconocimiento del funcionamiento de la administración local, de la falta de liderazgo y de la descoordinación interna que vive el grupo de concejales del Partido Popular o de la mala fe y desinterés que tienen», según palabras de Javier Giráldez Ceballos-Escalera, portavoz Grupo Municipal Socialista. Para ellos, responder, una y otra vez, a la misma pregunta obliga a un doble e innecesario esfuerzo por parte de los técnicos municipales, esfuerzo que no proporciona ningún resultado positivo para nadie. Además, implica la paralización de la actividad municipal y «un gasto inútil de trabajo, un tiempo que debería dedicarse a otros fines en beneficio de los ciudadanos». Con esta actitud el Partido Socialista declara que así solo se entorpece la labor de las concejalias.