La Comisión Ejecutiva del PSOE en Segovia (CEP) consideró durante su última reunión que existen “claros indicios de deslealtad” en la última directiva de Caja Segovia y un ejercicio abusivo de las administradores en sus funciones. A través de un comunicado recogido por la agencia Ical, el secretario general del PSOE, Juan Luis Gordo, pidió que se depuren las responsabilidades civiles y penales de los directivos y consejeros porque “se ha causado directamente un perjuicio económico a la entidad”.

Los socialistas tildaron de “indignante y presuntamente punible” que ocho directivos de Caja Segovia se embolsaran más de 35 millones de euros en conceptos de salarios, planes de pensiones y prejubilaciones, como explicaron, y pidieron la dimisión de los beneficiarios que ocupan puestos institucionales.

Aunque con pleno respeto a la presunción de inocencia de cada uno de los integrantes del Consejo, Gordo lamentó el “expolio que ha sufrido el patrimonio de Caja Segovia en los últimos años”. Al respecto opinió que la integración en Bankia “ha sido atropellada, mal gestionada, confusa y con bases poco sólidas”.

Además, el PSOE consideró que no se puede entender que Caja Segovia haya aportado más de 6.000 millones de euros a Bankia, y, sin embargo, haya tenido que avalar con el Torreón de Lozoya y otros bienes inmuebles de gran valor patrimonial e histórico la totalidad de las deudas tributarias de una empresa participada en un 50 por ciento por Caja Segovia, y solo unos días antes de proceder a la renovación del Consejo. “Es otro dislate que debe ser explicado por el ex presidente de Caja Segovia, ya que deja sin margen de maniobra a la Obra Social de Caja Segovia” afirmó Gordo.