El Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados se abstuvo hoy en la votación del proyecto de ley del Parque Nacional Cumbres de la Sierra de Guadarrama porque el texto “provoca inseguridad jurídica” al existir un decreto de la Junta de Castilla y León que, según el diputado socialista por Segovia y ponente de la ley, Juan Luis Gordo, podría modificar el plan de ordenación de recursos naturales creando “incertidumbre” a quienes tienen aprovechamientos en los Montes de Valsaín (Segovia).

En este sentido, pidió la ampliación de al menos 3.000 hectáreas de los Montes de Valsaín para que formen parte del Parque Nacional garantizando la actividad forestal y ganadera, y el aprovechamiento de los recursos y usos tradicionales con criterios de sostenibilidad, como se ha hecho en otros parques nacionales. Gordo criticó que a través de una enmienda, el Grupo Parlamentario Popular “cataloga la inmensa mayoría de los Montes de Valsaín como Zona Periférica de Protección, lo que supone menor protección jurídica e inestabilidad para este espacio”.

“No nos gusta la ley, pero es un pasito adelante”, incidió el socialista para reclamar un Programa de Desarrollo Sostenible, con ayudas complementarias en las zonas periféricas y a través de un mayor protagonismo de la administración local. Gordo pidió que éstas forman parte del Comité de Valoración porque “es necesario que se reconozca el papel de las administraciones locales afectadas, para lo que es necesario participen en la gestión de su propio territorio”.

Por su parte, el diputado Rafael Simancas demandó que las estaciones de esquí de Navacerrada y Valdesquí y la Bola del Mundo estén incluidas en la Zona Periférica de Protección y denunció que el proyecto de ley “dejará amplias zonas desprotegidas ante la presión urbanística” como las laderas de la sierra o las dehesas del piedemonte.

Simancas reclamó una partida anual de cuatro millones de euros para este año en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el desarrollo de los fines, actuaciones e infraestructuras necesarias. En este sentido apuntó a la puesta en marcha de un Centro de Acogida y Turismo sostenible para la vertiente madrileña del Parque a situar en el municipio de Rascafría.