Alrededor de 4.000 personas según sindicatos y 1.300 según la Policía Nacional respaldaron hoy la concentración convocada por la Plataforma Unitaria contra la Crisis ‘Cumbre Social de Segovia’ para pedir la dimisión del Gobierno central “por incumplir su programa electoral” y “porque lo que hay que recortar es el paro y no nuestros derechos”.

En una mañana en que la lluvia dio tregua, la manifestación comenzaba su recorrido a las puertas del Inem recordando al “drama social” de los más de 6 millones de parados en el territorio nacional y los más de 15.000 en la provincia de Segovia. En este sentido, el secretario general de CCOO, José Antonio López Murillo, rechazó la creación de un pacto nacional sin que se recuperen los derechos laborales “perdidos” como la negociación colectiva, la claúsula de revisión de los convenios o las condiciones objetivas del despido. “Hace falta un cambio radical en la política económica y social”, aseveró.

Temiendo el incremento de las listas de parados en los próximos meses, el portavoz de la Plataforma ‘Parados en Acción de Segovia’, Javier Huerta, criticó “una reforma que no funciona” y que en su opinión, atiende a los intereses del capital, la banca y las grandes empresas olvidándose de la población. “Lo único que les interesa es tener contentos a los mercados de Europa y a la zona norte”, aseveró. También recordó el amplio número de parados en edades comprendidas entre los 45 y 50 años y la dificultad para acceder a un empleo, así como el 57 por ciento de jóvenes en situación de desempleo.

“Esto deriva en los problemas de las hipotecas”, advirtió Huerta entre los gritos de algunos participantes que aseguraban que en la provincia de Segovia existen más de 20.000 viviendas vacías y 300 desahucios al año a la vez que tildaron las ejecuciones hipotecarias de “asesinatos”.

Tampoco faltaron críticas contra el nuevo plan de ajuste propuesto ayer a Bruselas ayer por el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy. “Quieren reducir otros 4.000 millones de euros en sanidad”, aseguró el secretario de Servicios Públicos de UGT, Miguel Ángel Mateo, quien se refirió a los desempleados señalando que los desempleados tendrán que pagar un 40 por ciento de los medicamentos a pesar de que estén exentos de pensiones.

El recorrido de la manifestación, que contó con la participación de representantes políticos de PSOE e Izquierda Unida, así como con un amplio números de asociaciones y organizaciones, transcurrió con total normalidad por las calles segovianas hasta llegar al centro de la capital pasando por lugares tan emblemáticos como el Acueducto hasta la Plaza Mayor. Fue allí donde, antes de leer el manifiesto, los participantes recalaron ante la sede del Partido Popular de Segovia criticando a líderes ‘populares’ como el extesorero del partido, Luis Bárcenas, o provinciales como la diputada segoviana Beatriz Escudero. El expresidente de Caja Segovia, Atilano Soto, al que compararon con Bárcenas, fue otro de los criticados durante la manifestación entre consignas de “Gobierno dimisión por corrupto y por ladrón” o “dónde están, no se ven, las promesas del PP”.

Además, representantes de la Plataforma Unitaria contra la Crisis recordaron la próxima “lucha” por la educación pública que se celebrará el 9 de mayo con la convocatoria de huelga general en el sector. A las 12:00 horas se celebrará una concentración en la Plaza del Azoguejo y posteriormente, a las 19:00 horas, una manifestación que partirá de la Dirección General de Educación de la Junta en Segovia.