El Príncipe de Asturias asistirá mañana lunes al ejercicio de emergencia nacional ‘Gamma-Palazuelos 2013’, que comenzó el pasado jueves en Segovia, organizado por la Unidad Militar de Emergencias (UME) en colaboración con otros organismos civiles y militares responsables de emergencias.

Junto a Don Felipe de Borbón estarán otras autoridades como el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. También asistirán el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano y el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, junto al jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando García Sánchez, el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles Salaverría, el Jefe del Estado Mayor del Aire, Francisco Javier García Arnaiz y el general jefe de la Unidad Militar de Emergencias, César Muro Benayas, entre otras autoridades civiles y militares.

En los últimos cuatro días, la provincia segoviana ha sido escenario de un simulacro de grave emergencia en el que participan más de 2000 efectivos. En este tiempo, se ha convertido en algo habitual ver vehículos de rescate o helicópteros, sobre todo, en Segovia capital y localidades cercanas como Palazuelos de Eresma, Tabanera del Monte, San Cristóbal de Segovia, La Lastrilla y Zamarramala.

La catastrofe implica la muerte de más de 500 personas, un millar de desaparecidos y 12.000 personas sin hogar. Se trata del mayor simulacro de emergencias realizado hasta el momento en España.

Con este ejercicio se ha puesto a prueba el modelo de actuación en caso de rotura de una presa, inundación, contaminación química y radiológica, así como desastre ecológico, rescate de víctimas y atención sanitaria y psicosocial a damnificados.

Durante la simulación, la gran avalancha de agua que provocó la rotura de la presa del Pontón Alto se agravó con sendos accidentes en un complejo petroquímico y una fábrica de combustible para centrales nucleares con la consiguiente emisión de gases radiactivos.

El punto álgido fue la declaración de emergencia de nivel 3, que supuso la declaración de interés nacional, momento en el que se comprobó el funcionamiento del proceso de transferencia de la dirección de actuaciones de la autoridad autonómica a la estatal.

Durante su visita a la zona, el pasado jueves, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, subrayó la necesidad de la colaboración y coordinación entre administraciones e instituciones ante situaciones de grave emergencia en la que “no hay una segunda oportunidad”.

El simulacro llega mañana lunes a su fin, tras cinco días de intenso entrenamiento, que comenzó con la participación de un centenar de efectivos para realizar maniobras de rescate, con figurantes incluidos, que simularon ser los familiares de las víctimas del accidente de la rotura de la presa y que precisaron de asistencia psicosocial en el campamento para damnificados levantado al efecto. También se procedió a reflotar un vehículo sumergido en el embalse, la evacuación de bajas masivas, el rescate de víctimas atrapadas en un bloque de cemento, en un edificio a punto de derrumbarse o en un túnel lleno de humo, entre otros ejercicios.

En el simulacro, por parte de la Junta de Castilla y León, intervienen el Grupo de Rescate y la Unidad de Apoyo Logístico y Emergencias de Protección Civil, Emergencias Sanitarias, así como integrantes del Colegio de Psicólogos de Castilla y León, voluntarios de Cruz Roja y de agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de los ayuntamientos de la Granja y San Cristóbal, y personal de los servicios de emergencias del Ayuntamiento de Segovia.

También intervienen, por parte del Ministerio de Defensa, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), del Ejército de Tierra, Ejército del Aire, Estado Mayor de la Defensa, Dirección General de Política de Defensa e Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial. Por el Ministerio del Interior, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía. Además, Delegación de Gobierno de Castilla y León, Departamento de Seguridad Nacional, Dirección General de Protección Civil y Emergencias, Cruz Roja Española, Consejo de Seguridad Nuclear, el Centro Nacional de Salud Ambiental del Instituto de Salud Carlos III, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas del Ministerio de Fomento, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y el Grupo Tragsa.