El Príncipe de Asturias clausuró hoy las actuaciones llevadas a cabo en Segovia con motivo del simulacro de emergencia nacional ‘Gamma Palazuelos de Eresma 2013’ acompañado del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. A través de la visita a diferentes espacios, el Príncipe Felipe pudo interesarse por el control y la gestión de las emergencias del Plan Estatal de Inundaciones que comenzaron el pasado jueves 7 de marzo y se han extendido durante estos días, con la participación de más de 2.500 profesionales. Esta es la primera vez que se escenifica el proceso completo de declaración de emergencia de interés nacional y en el supuesto celebrado en diferentes escenarios de la provincia segoviana se alcanzó la cifra de unos 700 fallecidos, 1000 desaparecidos y 10000 damnificados tras la rotura de la presa del embalse del Pontón Alto ubicado en el termino municipal del Real Sitio de San Ildefonso, y las consecuentes inundaciones, contaminación química y radiológica y contaminación medioambiental.

Junto al Jefe del Estado Mayor de Defensa, almirante Fernando García Sanchez, y el Secretario Mayor de Defensa, Pedro Argüelles, el Don Felipe comenzó su visita a las 11:00 horas en el Acuartelamiento de Baterías ubicado en la capital segoviana. Allí, y ataviado con el traje de campaña del Ejército de Tierra y la boina del Cuarto militar con rango de Teniente Coronel, fue recibido por el conjunto de autoridades entre las que se encontraban además el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, así como otros representantes locales quienes pudieron asistir

La visita comenzó por el puesto de mando desde dónde se realizaron las labores de control de las diferentes situaciones planteadas durante el simulacro. Allí pudo conocer los diferentes supuestos que llevaron paulatinamente a aumentar el nivel de los incidentes hasta ser declarados como nivel 3 o emergencia nacional, momento en el que el Ministerio de Interior autorizaba a la Unidad Militar de Emergencias (UME) a tomar el control de la situación. En las mismas instalaciones, a escasos metros del puesto de control, se ubicaron los “malos”, una decena de militares quienes provocaban de manera imprevista las situaciones de emergencia.

Posteriormente la comitiva se trasladó hasta la abandonada finca Buenos Aires ubicada en el término municipal de Palazuelos de Eresma (Segovia) para comprobar en directo la simulación de rescate en un edificio colapsado tras una inundación y en el que intervino un equipo de la Urban Search and Rescue (USAR), grupo especializado en búsqueda y rescate en el medio urbano. Dotados con los últimos avances tecnológicos los 40 efectivos del grupo participantes en el terremoto que asoló Haití en el año 2010, llevaron a cabo las labores de búsqueda de 16 trabajadores a través de un equipo de perros, georadares y microcámaras. Además, la maquinaria especializada en levantar bloques de hormigón simuló una situación que de haberse producido en la realidad podría haber afectado a más de 32.000 personas, según fuentes de la UME.

Acompañados de bajas temperaturas y un viento gélido al que se unieron algunas gotas de lluvia e incluso granizo, el recorrido continuó por las labores de descontaminación radiológica derivada de una fuga de gases tóxicos y material radioactivo. Activado el Plan de Defensa Nuclear, Radiológico, Biológico y Químico, (NRBQ), el escenario emuló una explosión de ácido cianhídrico cuyos esfuerzos se concentraron en evitar la expansión de la zona caliente y la consecuente propagación de la contaminación. Una vez ubicados en la presa del embalse del Pontón Alto, a la catástrofe se sumó el rescate subacuático de varias víctimas y de un vehículo sumergido. A los helicópteros de salvamento se sumó la participación de un perro especializado en la búsqueda de cadáveres sumergidos bajo el agua, así como extractores de lodo y agua contaminada.

El final del recorrido que encabezó el Príncipe de Asturias se situó en la visita al campamento de damnificados preparado para la ocasión en las inmediaciones de las instalaciones de Adif. En el lugar Don Felipe pudo asistir al despliegue de la atención sanitaria para montar un hospital de campaña de Cruz Roja y la brigada de Sanidad. Su visita pone punto y final a las actuaciones, aunque la emergencia nivel 3 se continuará manteniendo hasta aproximadamente finales de mes, cuando se prevé que baje de nivel.

El ejercicio, planteado, coordinado y dirigido por el Cuartel General de la UME con sede en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), incluyó la convocatoria del Comité Estatal de Coordinación (CECO) y el uso de la Red Nacional de Emergencias (RENEM) para actuar sobre la amenaza y posterior catástrofe derivada de las fuertes nevadas e intensas lluvias caídas en Segovia. Localidades como Palazuelos de Eresma, Tabanera del Monte, San Cristóbal de Segovia, La Lastrilla y Zamarramala se ven afectadas, al igual que la capital, en dónde incluso el agua anega el Santuario de la Virgen de la Fuencisla, cuya talla tiene que ser rescatada.

En las actuaciones de ‘Gamma Palazuelos 2013’ participaron la Junta de Castilla y León, el Consejo de Seguridad Nuclear, el Ministerio del Interior, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, la Dirección General de la Policía, la Dirección General de la Guardia Civil, el Ministerio de Defensa, el Ejército de Tierra y el Ejército del Aire, la Unidad Militar de Emergencias, Cruz Roja, el Instituto de Salud Carlos III y el Grupo Tragsa. Además participa por primera vez en un simulacro de estas características, el Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA).