Tras conocer que el Tribunal Supremo admitió a trámite el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Córdoba para impugnar el fallo del Ministerio de Cultura con respecto a la designación de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura en el 2016, el PP de Segovia ha reprendido al Ayuntamiento que “no haya seguido luchando por la transparencia en el proceso”.

El grupo municipal ‘popular’ asegura que el equipo de Gobierno de Arahuetes parece haber perdido el interés sobre el tema a pesar de que el regidor municipal hizo público en noviembre de 2011 su intención de personarse junto a Córdoba en el proceso cuya última decisión permitirá conocer la transparencia de la elección en la capital donostiarra.

Como se recordará, alguno de los motivos expuestos por el presidente del comité de selección Manfred Gaulhofer para la elección de San Sebastián que hacían referencia la conciliación política y que pocas semanas después apareció documentación en la que se aseguraba que el proceso estuvo contaminado por un miembro del jurado que realizó recomendaciones a la candidatura donostiarra, motivaron la denuncia y la apertura de una investigación por parte del Ministerio de Cultura.

El resultado fue, tal y como comunicó la entonces Ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, que el proceso se había realizado correctamente y con total transparencia y objetividad. Aunque no contento con el resultado, el Ayuntamiento de Córdoba presentó un recurso ante la Audiencia Nacional para defender los intereses de Córdoba ante las presuntas irregularidades que parecían haberse producido durante el proceso de selección.

A través de un comunicado, los ‘populares’ lamentaron que el Ayuntamiento de Segovia no haya vuelto a pronunciarse sobre el tema desde entonces y “que haya perdido la oportunidad de defender los intereses de Segovia en un proyecto que ilusionó a todos los segovianos y en el que nuestra ciudad era una firme candidata, cuya elección hubiese supuesto una fuente importante de inversión y empleo, entre otras muchas cosas y una aportación de la Junta de Castilla y León de 10,5 millones de euros.

Para el PP de Segovia, “la consigna del PSOE de no agitar el asunto, hizo mella en el señor Arahuetes” al que le acusan de estar más interesado en hacer méritos en las filas socialistas para abrirse hueco en las próximas elecciones generales, “que en defender los intereses de Segovia y los segovianos”.