El portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Jesús Postigo, criticó el primer año del actual mandato en el Ayuntamiento de Segovia señalando que “el Gobierno Municipal Socialista ha continuado en su línea de practicar el arte de la demagogia, arrogándose el derecho de acaparar la representación de todos los segovianos e instaurando una dictadura personal, con falsos ribetes de democracia”. Postigo incidió en que fue el PP el que ganó las elecciones del pasado mes de mayo “si bien pacto de perdedores con el único concejal de IU permitió a los 12 concejales del PSOE detentar el Gobierno Municipal”.

Postigo lamentó que el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes “ha basado su acción política en la permanente descalificación y en los continuos ataques personales”, y criticó las ofensas verbales, ruptura de contactos, y conversaciones con otras administraciones públicas autonómicas y nacionales; así como “la manipulación y tergiversación deliberada de la información para denostar a los opositores con malas artes». Según el portavoz popular, «el alcalde demuestra un modo de proceder autocrático en la manera de actuar en cada pleno municipal, concediendo y quitando a su capricho la palabra sin respetar ni al reglamento ni a la oposición, monopolizando el cierre de cada punto del orden del día con una perorata dirigida a estigmatizar al concejal que haya osado oponerse a los designios gubernamentales socialistas, y vetando, asiduamente, el derecho de réplica a las personas aludidas en los debates».

Además señalaron “la opacidad” de los socialistas con los segovianos y con los populares, explicando que las convocatorias se hacen con escasos días de antelación y sin información, así como la persistente negativa a facilitar documentación y explicaciones sobre diversos asuntos.

En opinión de Postigo, «Arahuetes no para de echar balones fuera hacia otras instituciones», ya que, con vistas a 2012, manifestó que continuarían los proyectos ya empezados y que, según sus propias palabras, «espera el inicio de las obras de rehabilitación del Teatro Cervantes (más de 8 años), el instituto de San Lorenzo (más de 8 años), la licitación del desdoblamiento de la SG-20 (más de ocho años), la continuación del proyecto de la recrecida del embalse de Puente Alta, dotar de uso socio-sanitario al Hospital Policlínico, la construcción de la Biblioteca Pública y la continuación de las obras del CAT».

Según el Grupo Municipal Popular, «Arahuetes no ha cumplido su programa electoral de 2011 y se ha gastado ingentes cantidades de dinero en liviandades». En este sentido señalaron, lo que consideraron carencias de los socialistas como la falta de cumplimiento de promesas nuevas y el escaso avance de su programa electoral.