El Grupo Popular de Segovia ha calificado el programa de las fiestas de San Juan y San Pedro como “repetitivo e inmejorable”, en su balance de los festejos celebrados entre los días 21 y 30 de junio, con el objetivo de “aportar sugerencias constructivas con vistas a la organización de estas fiestas en el próximo año”.

Una de las conclusiones a las que han llegado los populares, es que los 380.000 euros de presupuesto para estos festejos suponen una cifra muy considerable, ya que los 7 euros por cada segoviano gastados en estas fiestas superan con creces el gasto por habitante de todas las capitales de provincia de nuestro entorno, con excepción de Soria. Desde el partido, se han comparado las fiestas patronales de la ciudad con las de otros barrios que, “con un presupuesto muchísimo más modesto, celebran unos festejos intensos y que atraen público de toda la ciudad”. El Grupo Popular ha añadido que “algún barrio pone su propia carpa en un parque, donde se hacen los eventos y espectáculos, para evitar destrozos y molestias a los vecinos”.

“Resulta lamentable que el recuperado festival taurino celebrado el día de San Pedro, ni siquiera figure en el programa de las fiestas”, y añadiendo en lugar de ello, no ha faltado “una carta panfletaria del alcalde Arahuetes haciendo propaganda contraria al Palacio de Congresos”. Además, desde el PP, han apuntado que el Gobierno Socialista “ha importunado a los segovianos durante sus fiestas con una recogida de firmas en dependencias municipales y en algunos de los actos programados como en la paella popular de la Fuencisla.

Desde el Grupo Popular se ha hecho mención a “la mala organización de algunos festejos masivos que han producido importantes molestias a los vecinos”, ya que “han sido muchos los ciudadanos que nos han manifestado su malestar ante el insoportable nivel de ruido a horas intempestivas fuera de los límites razonables, la suciedad y basuras que sembraban los espacios públicos tras la finalización de algunos eventos celebrados hasta la madrugada en calles y plazas aledañas, los malos olores producidos por orines y otro tipo de detritus y un largo etcétera de despropósitos, que denota la falta de organización y de control del Ayuntamiento sobre los festejos que promueve”.

Los populares piden al Ayuntamiento que organice los eventos teniendo en cuenta las necesidades de las personas que asisten a los mismos, dotando de contenedores o cubetas para recoger residuos, de aseos públicos, señalizaciones sobre normas elementales de conducta, servicios de asistencia para atender incidencias sanitarias y agentes para evitar los botellones y prevenir conductas incívicas.

El PP llama la atención además, sobre las malas condiciones que reúne el Recinto Ferial, que “no es digno para una Ciudad Patrimonio de la Humanidad del siglo XXI”. Según apuntan los populares, las quejas de los feriantes, que cada año afluyen en menor número, y del público aficionado a estas atracciones feriales han vuelto a ser abundantes, por las carencias en la urbanización del propio recinto y las deficiencias en las dotaciones y servicios.