No hay mujer más asustada que la madre primeriza. Las dudas sobre cómo colocar al niño, cómo vestirlo, cómo bañarlo, saber por qué llora, etc, asaltan a la madre los primeros días que pasa en casa a solas con su hijo. Después, esos movimientos inseguros en un primer momento se convierten en casi naturales con la práctica. Lo mismo ocurre con la lactancia materna y así se explica desde la Liga de la Leche, una asociación mundial que defiende esta práctica. “Dar de mamar a nuestro hijo es natural pero no es algo que sepamos hacer de forma innata y no debemos avergonzarnos o sentirnos culpables por tener que pedir ayuda”, explica Raquel López Casado, una de las monitoras de la Liga en Segovia.

“Como cada niño es un mundo y cada madre es otro no es fácil crear esa sintonía y cogerle el truco a la lactancia lo que a veces crea frustración en la madre que piensa que es la única mujer en el mundo que no sabe dar de mamar a su hijo y eso no es así”, continúa Raquel defendiendo siempre el aprendizaje y el compartir vivencias con otras madres. “Como somos mujeres independientes, con a lo mejor un carrera universitaria y una buena carrera profesional pensamos que podemos con todo y cuando nos topamos con que no sabemos dar de mamar, algo tan natural y que aparentemente hace todo el mundo con muchísima facilidad, nos cuesta creérnoslo, pero es que al principio puede no ser fácil de hacer”, asegura. Esos primeros días de frustración pueden hacer que el niño pierda algo de peso y que el miedo nos lleve a recurrir a la leche de fórmula, un alimento completo pero no tan bueno como la leche de la propia madre. “La leche materna no es sólo alimento para nuestro hijo, es protección porque desarrolla su sistema inmunológico y sus defensas, es la intimidad y el vínculo que se crea entre la madre y el hijo que te huele y se siente seguro, somos mamíferos, necesitamos a nuestras madres”, asegura Raquel. Ella cree que las madres primerizas pueden llegar a sentirse muy solas. “Creen que son las únicas que no saben cuidar de su bebé y eso no es así”.

En la Liga de la Leche creen que los problemas a la hora de mamar pueden ser mucho pero sólo unos pocos son imposibles de solucionar. “Siempre o casi siempre una madre puede amamantar a su hijo, son muy pocos los casos en los que realmente halla un impedimento físico para hacerlo”, asegura Raquel que cita como ejemplo el hecho de que la madre madezca SIDA. “Podemos tener dificultades al principio, porque no es fácil, pero la clave está en tener paciencia, no presionarnos y aprender a hacerlo”, aconseja Raquel.

El principal problema es su opinión es la falta de información con la que la madre se enfrenta a esos primeros momentos de intimidad con su hijo. “Durante el embarazo estamos tan agobiadas por el parto que no pensamos en la lactancia y no pedimos o no tenemos a nuestro alcance toda la información que existe sobre el tema”.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud, Unicef, la Liga de la Leche y la Asociación Nacional de Pediatría (entre otros) se han puesto de acuerdo en que lo ideal es que el niño se alimente sólo con lo leche materna los primeros seis meses de su vida y que después, poco a poco, se vayan introduciendo otros alimentos en su dieta. “Pero eso no quiere decir que tenga que dejar de mamar, ni siquiera si nos tenemos que incorporar a nuestro trabajo y ya no podemos darle de mamar siempre que quiera”, explica Raquel. En esos casos, la alternativa puede ser aprender a sacarse la leche y conservarla en biberones que el niño pueda tomar o incluso mantener tomas en los momentos en que la madre y el niño vuelvan a estar juntos. “Por ejemplo por la noche cuando la madre vuelve de trabajar. Podemos darle una vez al día o darle dos o las que podamos”, cita Raquel quien insiste en que esta es una decisión totalmente personal en la que nadie excepto la madre y la pareja puede meterse. Para ella y para sus compañeras la leche de teta es fuente de vida y salud, es incluso una forma de ver la vida y el desarrollo de tus propios hijos. “Mi hijo pequeño tiene 3 años y sigue tomando leche, una vez al día, pero sigue tomándola y para mí es una tranquilidad saber que está recibiendo esa especia de vacuna diaria que es la leche”, asegura.

 

Semana Mundial de la Lactancia Materna, actividades en Segovia

La Liga de la Leche en su labor habitual dispone de grupos de orientación que se reúnen una vez a la semana y ofrece asesoramiento e información a todas las madres que lo soliciten en el teléfono 921 427 449.

La semana del 3 al 8 de octubre se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna y en Segovia la Liga de la Leche y la asociación ALIMENTA, con UNICEF como colaborador, han preparado actividades y charlas para celebrarla y ayudar de paso a todas esas madres y futuras madres llenas de dudas. La primera cita será en a los pies del Acueducto en la Plaza del Azoguejo, el domingo 3, donde la Liga instalará una mesa informativa a las 12 horas con mucha documentación interesante que poder llevarse a casa.

Después, el día 5, a las 17,30 horas, el centro de usos múltiples de San Cristóbal de Segovia acogerá la conferencia “Paso a paso hacia una asistencia humana del nacimiento y la lactancia”, impartida por la experta en lactancia Dra. Carmela Baeza. Este centro de usos múltiples volverá a acoger el día 8 de octubre otra conferencia divulgativa, impartida por la Dra. Concepción de Alba Romero, médica neonatóloga que hablara de “Experiencia en banco de leche y hospital amigo de los niños”