El desempleo en Segovia ha crecido en el último año un 20,94 por ciento, lo que supone que en los últimos doce meses aumentaron en 1.928 personas. Respecto al mes de junio, la provincia fue la segunda en Castilla y León en la que más descendió con un 3,11 por ciento hasta los 11.491 desempleados, según los datos del Ministerio de Trabajo.

En el conjunto de Castilla y León, a pesar del descenso en 3.644 personas el pasado mes de julio, el desempleo ha crecido en el último año un 19,67 por ciento, lo que supone que en los últimos doce meses se han destruido más de 35.592 empleos, situando la cifra total en 216.494.  A nivel nacional el crecimiento anual del paro fue del 12,4 por ciento, tras perderse más de 507.000 empleos, mientras que en julio se registró una caída del 23.814 personas, un 0,6 por ciento, que deja la cifra de desempleados por encima de los 4,5 millones.

Por sectores de actividad, servicios continuó a la cabeza en desempleo en Castilla y León y contabilizó 118.881 parados (lo que representa un 54,9 por ciento del total), por delante de la construcción, con 37.181 parados (17,1 por ciento); la industria, con 25.906 parados (11,9 por ciento); y la agricultura, con 9.233 parados (4,2 por ciento).

El colectivo de personas sin empleo anterior registró 25.293 parados y representó el 11,68 por ciento. Dentro de este último grupo, los mayores de 44 años, un total de 7.904, supusieron el 29,2 por ciento, mientras que los jóvenes de entre 20 y 24 años, 5.642, representaron un 219 por ciento.

En julio se firmaron en Castilla y León 66.376 contratos nuevos, un 14,10 por ciento más que en junio y un 0,18 por ciento más que hace 12 meses. De ellos, 62.438 fueron temporales, lo que representó un 94,06 por ciento del total. Por su parte, los indefinidos, un total de 3.938, se incrementaron un 2,07 por ciento respecto a junio y un 2,33 por ciento frente a hace doce meses.

Por provincias, el número de contratos se incrementó en todas con respecto a junio. Soria lideró la tabla con un 34,52 por ciento más (737), seguida por Ávila, con un 32,85 por ciento (1.042) y Palencia, con un 27,34 (1.170). Las menores subidas las encabezó Burgos con un 1,97 por ciento (207), por delante de Salamanca con un 7,32 por ciento (599) y Valladolid con un 10,24 por ciento (1.354). En Zamora se firmaron 626 contratos, un 18,04 por ciento más que junio, en Segovia 1.100 (24,25 por ciento) y en León 1.368 (15,77 por ciento)

El número de desempleados de la región que se beneficiaron de alguna ayuda en julio ascendió a 120.770, lo que representa el 55,7 por ciento del total de los parados. Un total de 64.614 trabajadores reciben la prestación contributiva, 46.899 el subsidio de desempleo y 9.257 la renta activa de inserción.