Las oficinas de Empleo de Castilla y León registraron un total de 187.218 desempleados durante junio de 2010, lo que supone un descenso del 4,6 por ciento respecto al mes anterior (9.028 menos), frente a una rebaja en España del 2,06 por ciento, hasta los 3,98 millones de parados. Asimismo y según los datos publicados hoy, el paro se elevó un 14,08 por ciento en Castilla y León en relación al mismo mes de 2009, cuando en el conjunto de las autonomías lo hizo en un 11,71 por ciento.

La Comunidad contaba en junio con 89.289 hombres parados, 4.619 menos que en mayo, con una rebaja del 4,9 por ciento; y con 97.929 mujeres desempleadas, 4.409 por debajo de las registradas el mes anterior, con un descenso del 4,3 por ciento. En términos interanuales, el número de parados se elevó un 15,5 por ciento (11.973 más), y el de desempleadas, un 12,8 por ciento (11.128).

Por grupos de edad, Castilla y León asumí en junio a 23.621 parados menores de 25 años y a 163.597 mayores de esas edad, con descensos del 7,3 y 4,2 por ciento respecto a mayo, respectivamente. Sin embargo, en relación a junio de 2009, el paro de los jóvenes creció un 10,1 por ciento, y el de los mayores, un 14,6 por ciento.

En cuanto a los sectores productivos, el mayor número de desempleados se registró en los servicios, 98.269, seguido por la construcción, 33.424, el colectivo sin empleo anterior, 24.627, la industria, 23.919, y la agricultura, 6.979. En la evolución mensual, el paro se comportó bien en todos los sectores con reducciones del 5,5 por ciento en la construcción, del 5,1 por ciento en los servicios, del 4,2 por ciento en la industria, del 3,3 por ciento en la agricultura, y del 1,6 por ciento en el colectivo de sin empleo anterior.

Respecto al año pasado por las mismas fechas, el desempleo se cebó con el colectivo sin empleo anterior, donde creció un 47,35 por ciento, y la agricultura, con una subida del 20,5 por ciento. Asimismo, aumentó un 14,2 por ciento en la construcción, un 9,4 por ciento en los servicios, y un 5,8 por ciento en la industria.

Provincias

Por provincias y en datos absolutos, el mayor número de parados se contabilizó en Valladolid, 41.118, León, 36.529, Salamanca, 29.316, Burgos, 24.773, Zamora, 14.650, Ávila, 14.585, Palencia, 11.904, Segovia, 9.539, y Soria, 4.804. En relación al mes de mayo, el paro bajó un 5,8 por ciento en Salamanca, un 5,3 por ciento en Burgos, un cinco por ciento en Soria, un 4,4 por ciento en Palencia, un 4,6 por ciento en Segovia, un 4,3 por ciento en Valladolid y León, en ambos casos, un cuatro por ciento en Zamora, y un tres por ciento en Ávila.

En la comparación anual, el desempleo se disparó un 24,1 por ciento en Ávila, un 22,6 por ciento en Segovia, un 22 por ciento en Soria, un 14,5 por ciento en Zamora, un 14 por ciento en Salamanca, un 12,7 por ciento en Burgos y Palencia, en ambos casos, un 12,3 por ciento en Valladolid, y un 10,6 por ciento en León.

Extranjeros y demandantes

El número de parados extranjeros en junio de 2010 en Castilla y León se situó en 21.880 personas, de las cuales 10.346 era comunitarias (47,29 por ciento ) y 11.534 extracomunitarias (52,71 por ciento). En términos mensuales se registró un descenso de parados extranjeros en Castilla y León, del 3,48 por ciento, mientras que aumentaron en la comparación interanual un 30,51 por ciento.

Por otra parte, el número de demandantes de empleo en Castilla y León en el mes de junio de 2010 se situó en 239.926 personas, de los cuales, un 16,37 por ciento eran ocupados, un 3,49 por ciento tenían disponibilidad limitada, un 78,03 por ciento eran parados registrados y un 2,11 por ciento eran otros no ocupados considerados parados por la EPA. Los demandantes de empleo disminuyeron en Castilla y León, un 1,61 por ciento, respecto a mayo, y crecieron un 9,94 por ciento respecto a junio de 2009.

Contratos y prestaciones

En junio de 2010, en Castilla y León se registraron un total de 61.523 contratos, de los cuales 4.602 fueron indefinidos (7,48 por ciento). El número de contratos registrados creció en términos mensuales en 8.387 (15,78 por ciento), aunque disminuyó el número de indefinidos en 286 (-5,85 por ciento). En la comparación anual, en Castilla y León disminuyó el número de contratos totales un 1,11 por ciento y el de indefinidos, un 7,57 por ciento.

En relación a las prestaciones por desempleo, el número de solicitudes en Castilla y León en el mes de mayo de 2010 (el mes anterior al resto de datos del informe) alcanzó las 40.582, y el de altas tramitadas las 41.298, con aumentos mensuales del 4,78 y 4,13 por ciento, respectivamente. En términos anuales, el número de solicitudes aumentó en Castilla y León un 17,97 por ciento, y el número de altas un 7,18 por ciento.