Cerca de 5.000 personas se han congregado hoy en la Pradera de El Hospital (La Granja de San Ildefonso) en ‘Campo y Paz’, la jornada anual que organiza Caja Segovia para las personas mayores de la provincia. Una flota de un 104 autobuses trasladaron desde primera hora de la mañana a los participantes, provenientes de un total de 224 localidades de la provincia. La música segoviana, a cargo de ‘Los Alijares’ y ‘TierraSegovia’ recibió a los excursionistas en la Pradera de El Hospital, donde se programaron múltiples actividades a lo largo de todo el día.

En ausencia del presidente de Caja Segovia, Atilano Soto, y del director general, Manuel Escribano, ha dado la bienvenida a los participantes el director de Comunicación y Obra Social, Malaquías del Pozo, quien ha querido agradecer a los mayores la confianza que depositan en la entidad, señalando que la misma vive “un momento difícil”, en el que es objeto de “un ataque feroz”. Del Pozo quiso sacar pecho asegurando que, en los dos últimos años, Caja Segovia ha sido “la única entidad bancaria de España que ha ganado dinero”. Igualmente, ha dicho que aunque Caja Segovia “podría haber seguido sola”, “el Banco de España y las agencias de renting nos lo impiden”, ya que el convulso mundo financiero obliga a que el tamaño de la entidad “sí que importe”. El director de Comunicación y de la Obra Social ha apuntado que el grupo de cajas de ahorro al que se unirá Caja Segovia “dará mayor rentabilidad, eficacia y solvencia” a la entidad segoviana. Por último, Del Pozo ha prometido que, a pesar de los cambios que se avecinan, “Caja Segovia seguirá manteniendo actividades como Campo y Paz”.

Después de una paella para los cerca de 5.000 comensales, bajo la dirección del maestro Julián del Barrio, por la tarde han tenido lugar las actuaciones del ballet Kora-Djambutu, la monologuista Sara Escudero, Albarache Tango y Bolango Voy.