Majestuoso ante la colina de los ríos Clamores y Eresma, símbolo de Segovia, inspiración para muchos, impasible espectador de la historia de la ciudad, el Alcázar celebra el 2 de julio, su día. Tras alrededor de unos 800 años de historia, según los primeros vestigios que se conocen de esta fortaleza militar, el patronato de esta insignia segoviana prepara el XXVII “Día del Alcázar” entre sus estancias impregnadas de historia.

En primer lugar se oficiará una misa en la capilla del Alcázar por los patronos difuntos para dar paso más tarde a un acto académico en la sala de reyes que contará con la intervención del director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), Miguel Ángel Ballesteros Martín, que pronunciará una conferencia con el título “El Alcázar y la evolución del arte militar”; en la que analizará la relación de la fortaleza segoviana a lo largo de su historia con la estrategia y el arte de la milicia.

Para finalizar el acto preparado para esta tarde, se entregará la Medalla de Plata al ya ex comandante Pedro Álvarez Nieto, y la la Medalla de Bronce al auxiliar de guía del Patronato, José Mirón. Finalmente se dará paso al tradicional vino español en el patio de armas de la fortaleza.