El Obispado de Segovia no se personará como acusación particular en el robo cometido en el Santuario de la Virgen de la Fuencisla. Así lo ha confimado en Valladolid el delegado de Patrimonio de la diócesis segoviana, Miguel Ángel Barbado, tras participar en una reunión de trabajo sobre seguridad en el patrimonio de la Comisión Mixta Junta-Diócesis.

Barbado anunció que las medidas de seguridad del templo se reforzarán, para lo que el miércoles ya hay prevista una reunión, y matizó que “como se ha demostrado, y a pesar de tener una verja de ocho metros de altura, hay que cosas que no funcionaron del todo bien y se deben mejorar.

Por otra parte, destacó el arrepentimiento de uno de los dos ladrones al que de momento se le imputa el robo, afirmando que ahora será la justicia la que debe actuar. “Nosotros estaremos al margen del proceso judicial”.

Cabe recordar que los dos detenidos, B.M.D., de 26 años, y J.A.A., de 39 años, han insistido en que no han participado en el robo, aunque la Policía les atribuye la autoría o participación indirecta. Uno de los que permanece arrestados, B.M.D., se entregó voluntariamente el pasado miércoles por la noche en el Juzgado como posible encubridor del delito, para indicar que conocía el caso. El otro detenido, J.A.A., a quien la Policía trasladó a Comisaría el jueves por la mañana, acusa al primero de inculparle a él, mientras B.M.D. mantiene que fue J.A.A. quien le ofreció las coronas robadas y las rechazó tras conocer su procedencia.