El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha anunciado que los nueve subdelegados serán personas de la provincia en la que ocupen el cargo y avanzó su previsión de cerrar ese organigrama a finales de la próxima semana, dado que los nombramientos no los realiza el Consejo de Ministros sino la Delegación del Gobierno.

Como novedad en el perfil de los nueve subdelegados, se refirió a que pueden pertenecer “perfectamente” a su provincia y recordó que en el anterior Gobierno del PP estaban “intercambiados”. En los nombramientos, según explicó durante una entrevista con la Agencia Ical, prevalecerá la “seriedad, moderación y el compromiso” con el Gobierno de España y la “sensibilidad” con sus provincias.

“El abanico es amplio”, afirmó, en referencia a quinielas que pueden circular estos días, para precisar que el nombramiento se hará de forma conjunta, al tiempo que quiso reconocer la “lealtad, trabajo e eficacia” de los subdelegados salientes. Además, se decantó por la entrada de personas que, aunque no tengan una experiencia política, aporten “savia nueva”.

Por tanto, concluyó que en los nombramientos que realice, en una de sus primeras acciones como delegado del Gobierno, habrá una mezcla de personas con experiencia y otras nuevas en el campo de la política, pero añadió que siempre desde los valores de la seriedad, preparación y el compromiso con el Gobierno y la provincia a la que tendrán que representar.