Los consejos de Administración de Caja Madrid, Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana, Caja Ávila, Caja Segovia y Caja Rioja, reunidos esta mañana en sus respectivas sedes, aprobaron el protocolo de integración y plan de viabilidad para la formación de un Sistema Institucional de Protección (SIP), que enviarán hoy al Banco de España para su aprobación.

Las siete entidades inmersas en el proceso suman unos activos de 340.000 millones de euros, lo que consolida el nuevo SIP como la primera caja de ahorros en España, señala un comunicado de la entidad madrileña, impulsora del proyecto. Además, la convierte en la primera entidad en banca comercial y de empresas en el mercado nacional por volumen de negocio.

Para hacer frente a esta alianza estratégica vía SIP, que “abre nuevas oportunidades para la economía española y refuerza la solvencia, liquidez y eficiencia de estas entidades”, el nuevo grupo pedirá al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), 4.465 millones de euros.

El peso que tendrá cada una de las siete cajas en el nuevo SIP, sobre la base de su valoración individual, es del 52,06 por ciento para Caja Madrid, 37,7 por ciento para Bancaja, 2,45 por ciento para Caja Insular de Canarias, 2,11 por ciento para Caixa Laietana, 2,33 por ciento para Caja Ávila, 2,01 por ciento para Caja Segovia y 1,34 por ciento para Caja Rioja, informa Ical.

El Consejo de Administración de la nueva entidad estará formado por 21 miembros mientras que la Comisión Ejecutiva la integrarán once. En la entidad financiera resultante, el presidente ejecutivo será nombrado a propuesta de Caja Madrid y el vicepresidente ejecutivo, a propuesta de Bancaja. La sede social de la Sociedad Central y la dirección de las sociedades participadas estarán en Valencia. La sede operativa de la Sociedad Central estará en Madrid.

“Esta unión aumentará el liderazgo de cada caja en sus respectivas circunscripciones, manteniendo su personalidad jurídica, actividad comercial, marca corporativa en sus territorios, así como sus órganos de gobierno y obra social”, aseguran las mismas fuentes.

Las áreas de influencia acordadas en el Protocolo de Integración se han concretado de la siguiente manera: Caja Madrid (Comunidad de Madrid y Comunidad de Castilla La Mancha); Bancaja (Comunidad Valenciana y Baleares); Caja Insular de Canarias (Islas Canarias); Caixa Laietana (provincia de Girona y Barcelona, excepto municipio de Barcelona); Caja de Ávila (provincia de Ávila); Caja de Segovia (provincia de Segovia); y Caja Rioja (Comunidad de La Rioja). Asimismo, Caja Ávila tendrá responsabilidad sobre la gestión de Salamanca y Caja Segovia sobre la gestión de Valladolid.

De esta manera, “se minimizará el solapamiento de oficinas y se establecerá una amplia cobertura geográfica”, lo que permitirá al nuevo grupo “mejorar el servicio y la gama de productos a su amplia base de clientes, con una especial atención a las familias y empresas, contribuyendo así a robustecer el modelo social, territorial y económico de las cajas de ahorro”.

Para reforzar las garantías, liquidez y solvencia del nuevo SIP, se compartirán el cien por cien de los resultados, estableciendo sinergias con criterios de optimización y respetando la participación de cada entidad. Tras la aprobación del SIP por parte del Banco de España, las siete entidades que lo componen “seguirán trabajando en esta alianza estratégica por la mejora de la eficiencia y rentabilidad del sistema financiero y el crecimiento a medio plazo de la economía española”, concluyen.