El ministro de Defensa, Pedro Morenés Eulate, compró hoy durante la segunda jornada del simulacro de Palazuelos de Eresma (Segovia) las acciones llevadas a cabo por la Unidad Militar de Emergencias (UME) tras asumir la dirección operativa al pasar a emergencia de «interés nacional». Según pudo conocer Segoviaudaz.es, el titular de Defensa realizará una visita privada a varias de las instalaciones localizadas en el término municipal del Real Sitio de San Ildefonso para el ejercicio que durante la mañana del viernes adquirió proporciones catastróficas por la rotura simulada de la presa del embalse del Pontón Alto.

Una imagen publicada por la cuenta del propio Ministerio de Defensa en Twitter muestra a Morenés acompañado de cargos militares para conocer la coordinación de los equipos de rescate tras la supuesta avalancha de agua que provocó cientos de heridos y desaparecidos. El imaginario suceso dio lugar a que el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar haya pasado la solicitud al ministro del Interior de la declaración de “interés nacional” para movilizar más recursos y atender a la población damnificada.

La simulación de la rotura de la presa fue el punto de inflexión en el simulacro. Durante toda la jornada de ayer martes y hasta las 12.30 horas de hoy, la dirección de la emergencia correspondió al delegado territorial de la Junta, quien activó el Plan ante el Riesgo por Inundaciones INUNCYL en situación 2 y ha estado al frente del Centro de Coordinación Operativo Integrado (CECOPI) constituido en la Delegación de la Junta para dirigir la emergencia con la colaboración de la Agencia de Protección Civil de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Durante el desarrollo de esta fase del simulacro, se llevaron a cabo diversos ejercicios de rescate y de evacuación de población afectada por supuestas inundaciones en el entorno del embalse de Pontón Alto. Hubo que atender heridos y desaparecidos y fue preciso evacuar a quince personas en La Granja de San Ildefonso (Segovia) con los que el número de damnificados ascendió a un centenar. En los distintos ejercicios se movilizaron más de 200 personas para atender las tareas de rescate y protección de la población. Entre ellos, la Unidad de Apoyo Logístico en Emergencias, el Grupo de Rescate y Salvamento, el helicóptero de rescate, dos embarcaciones, seis psicólogos, y seis técnicos del Centro Coordinador de Emergencias. Además, la Consejería de Sanidad desplazó cuatro ambulancias de Sacyl.

Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias movilizó seis autobombas, una embarcación zodiac, un equipo de rastreo canino y 75 efectivos, la Guardia Civil seis patrullas y Cruz Roja desplazó a la zona afectada dos vehículos, dos ambulancias, cincuenta efectivos e instaló la zona de vida en el polideportivo de Valsaín.

El delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar pasa competencias al Ministerio del Interior