La ciudad de Segovia se sumará al proyecto de Voluntariado en Ríos promovido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) a través del río Eresma de la capital. Como señalaron fuentes del Ayuntamiento, el objetivo es fomentar el respeto y conocimiento de los ríos, cauces y riberas para promover el cuidado y el entendimiento del río Eresma, en el caso segoviano, y a su mantenimiento como ecosistema.

Entre las propuestas para los adultos figura una sesión formativa con análisis de la calidad del agua el 5 de mayo a las 10:00h en el Centro Cívico de San Lorenzo, un ciclo de cine los días 10 y 23 de mayo a las 19:00 horas en el Centro Cultural de San José y la visita a la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales de Segovia) el 24 de mayo a las 18:00 horas.

A estas actividades hay que añadir una jornada dirigida a alcaldes. Se celebrará en San Ildefonso, el 21 de mayo, en la que participarán los presidentes de las corporaciones municipales y los técnicos de los ayuntamientos situados en el tramo alto-medio del Eresma.

Los adultos interesados en sumarse a esta iniciativa pueden llamar a los teléfonos 983.362321 y 609 382181 o enviar un correo electrónico a voluntariadoeresma@cibya.es. Los voluntarios recibirán una camiseta identificativa, además de un manual de formación y un diploma acreditativo de su participación.

Paralelamente se desarrolla un programa escolar en la que se incluyen rutas interpretativas, diagnósticos y limpiezas del río y su ribera, y sesiones de formación en los centros de enseñanza.

En definitiva, el objetivo de este programa es sensibilizar y concienciar a la población local sobre los problemas que afectan a los ecosistemas fluviales; promover la participación activa de la población en la mejora y conservación del medio ambiente; insistir en la importancia del patrimonio natural y cultural de los ríos; provocar la reflexión y tomar conciencia de la situación actual y los problemas del río Eresma y recuperar el respeto y el disfrute de los valores sociales, ambientales y emocionales del río a su paso por la capital.