La Agrupación Industrial de Hosteleros de Segovia (AIHS) reiteró a través de un comunicado su apoyo a ferias “que dinamicen la ciudad siempre que tengan una base cultural, social o turística, pero no ferias de empresas privadas”, haciendo referencia a la celebración de una feria del marisco a los pies del Acueducto, que según opinan, no cumple requisitos mínimos, no solo vende lo que publicitan y estará instalada demasiado tiempo.

Tras las declaraciones que el pasado sábado hacia el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, considerando que dicha feria no era competencia desleal para la hostelería segoviana, los propios hosteleros han querido matizar que, en su opinión, este evento perjudica a las empresas segovianas, “que no están situadas en un sitio tan privilegiado, que durante todo el año crean y mantienen puestos de trabajo, pagan impuestos y generan riqueza que se queda en Segovia, algo que en este caso no se produce ya que esta empresa busca las mejores fechas y la mejor ubicación para hacer el agosto”.

En este sentido, consideraron que si las administraciones están luchando para que los turistas visiten más nuestra tierra y consuman nuestros productos, “flaco favor hacemos promocionando en fechas tan señaladas productos de otros destinos”. Además, añadieron que el planteamiento de su desacuerdo radica en que “bajo el amparo de una feria de marisco está una empresa privada que se lucra y que funciona como un restaurante en toda regla, con diferentes platos que van más allá del marisco”.

Además, criticó que al Ayuntamiento por consentir “que esta empresa publicite la degustación de una queimada gratis, cuando la ordenanza municipal de drogodependencia establece la prohibición de anunciar o publicitar cualquier bebida alcohólica”. En este sentido, señalaron que “por mucho menos se ha denunciado a algún establecimiento segoviano, y cuando las empresas locales han salido a la calle, como dice el alcalde, para ofrecer una sangría sin alcohol o una tajada de chorizo en la puerta de sus establecimientos, los funcionarios municipales se lo han prohibido de inmediato”.

Para finalizar, AIHS señaló que su único objetivo es que este tipo de eventos privados no perjudiquen a las empresas segovianas, y “que no se dé más facilidades a las empresas de fuera que a las locales”.