“Consume hasta morir” utiliza la contrapublicidad como herramienta para difundir problemáticas sociales y promover un comportamiento más crítico frente al consumo y los medios de comunicación.

La exposición pretende contribuir a generar un espíritu crítico y responsable en el consumo utilizando para ello herramientas como los contra-anuncios. La publicidad se encarga de mostrarnos una realidad deformada, tratando de que el ciudadano consuma sin límites, todo tipo de productos, sin reflexionar sobre los posibles impactos o perjuicios que puedan causarse a personas, al medio ambiente o a otras culturas.

Como consumidores, tenemos una responsabilidad, pero también tenemos un poder. Con nuestra forma de consumir podemos influir en la marcha de la economía y del mundo a través de un consumo consciente y responsable, orientado al fomento de actividades satisfactorias para la naturaleza y las personas. Esto supone una gran contribución y un decisivo instrumento de presión frente al mercado.

El acto de consumir no es, solamente, la satisfacción de una necesidad, sino que implica colaborar en los procesos económicos, medioambientales y sociales que posibilitan el bien o producto consumido.

La muestra de carteles, con entrada libre, se puede visitar en el espacio expositivo de la Casa Joven de martes a viernes en horario de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas.