El grupo empresarial segoviano Dibaq, con sede en la localidad segoviana de Fuentepelayo, empresa líder en el sector de la acuicultura, implantará una planta de producción e investigación en Egipto, donde la actividad en piscifactorías es incipiente, con el propósito de extender en el futuro su actividad al resto de los países del continente africano.

El presidente de Dibaq, Carlos Tejedor, ha firmado el acuerdo con el secretario general del Pesca del Ministerio de Agricultura y Pesca de Egipto, Mohamed Fathy Osnam, en presencia de la viceconsejera de Desarrollo Rural de la Junta, María Jesús Pascual, quien destaca la importancia del acuerdo para potenciar las exportaciones desde Castilla y León, donde existen las tres principales fábricas de producción de pienso para acuicultura.

De acuerdo con el convenio, suscrito en la sede del grupo Dibaq, la empresa segoviana comenzará su actividad en el país norteafricano, el único de la cuenca mediterránea donde no tenía presencia hasta ahora.

La primera planta piloto podría inaugurarse el próximo mes de abril y se dedicará a la producción de tilapia, una especie de pez muy popular en los países árabes y de gran aceptación por su bajo precio. Dibaq manifiesta en el convenio su compromiso de trasladar tecnología y conocimientos en beneficio del sector de acuicultura egipcio.

«Estamos muy interesados en incrementar nuestro éxito y ésta es una oportunidad de conseguir más proyectos para el sector de acuicultura», indicó el presidente de Dibaq, quien subrayó que el acuerdo «abre la puerta» a futuras relaciones comerciales con otros países del continente africano.

 

Puertas abiertas al comercio con Egipto

El representante del Ministerio de Agricultura y Pesca egipcio, que estuvo acompañado por un grupo de empresarios de su país, destacó que el acuerdo comercial con Dibaq era «muy bueno» y «una ventana que se nos abre porque España es la puerta de toda Europa». Mohamed Fathy Osnam destacó además el interés de reforzar las relaciones comerciales con España y el propósito de avanzar para llegar a acuerdos similares con otros países del viejo continente.

La viceconsejera de Desarrollo Rural de la Junta quien se felicitó por la firma de un acuerdo que, según dijo, «tiene aún mucho recorrido», en referencia a la importancia que tiene la acuicultura en Castilla y León. En este sentido, recordó que en Castilla y León existen 35.000 kilómetros de ríos y más de 4.500 kilómetros cuadrados de agua embalsada, permiten disponer de «un gran potencial de producción piscícola».