El ejemplar se encontraba situado en un extenso y bello sabinar, uno de los más importantes de todo el territorio nacional, y que se salvó por poco del incendio ocurrido en agosto de 2008.

A este ejemplar, de 19 metros de altura y 5,18 metros de perímetro, se le calculaban entre 600 y 800 años de vida. Según la leyenda en una de las sabinas de este bosque se apareció la virgen a unos pastores trashumantes, hecho que motivó la construcción de la pequeña ermita dedicada a la Virgen de Hornuez, cuya imagen permanece, junto al árbol ya muerto, en el altar mayor del santuario.

Esta sabina estaba incluida en el Catálogo de Especímenes Vegetales de Singular Relevancia de la Junta de Castilla y León.

Los sabinares son bosques relictos de la era terciaria que han sido explotados desde tiempos inmemoriales, La madera ha sido muy apreciada por sus propiedades, resistencia y duración, y su agradable olor. Las ramas de las sabinas se utilizaban para hacer incienso y para dar de comer al ganado durante el invierno.

‘Bosques Sin Fronteras’ lamentó la desaparición de uno de los árboles más singulares del país. Según sus datos en los últimos diez años han desaparecido un 20 por ciento de los árboles singulares. A la gran longevidad que presentan muchos de estos ejemplares se une, con más frecuencia de la deseada, la falta de un correcto seguimiento de su estado y de medidas y labores de conservación que mejoren su estado general y disminuyan su vulnerabilidad.

Desde Bosques Sin Fronteras, que lleva a cabo el proyecto de catalogación, conservación y divulgación de los árboles singulares del territorio español, ‘Árboles, Leyendas Vivas’, se quiere llamar la atención a todas aquellas instituciones con competencias en la conservación de estos espectaculares seres, para que pongan en práctica medidas encaminadas a su conservación.

Desde 2002, la organización ‘Bosques sin Fronteras’ trabaja a favor de la protección, divulgación y mejora de árboles y bosques. Entre sus proyectos, sobresale la exhaustiva catalogación de los árboles singulares de la península ibérica, que ha dado lugar a ‘Arboles, leyendas vivas’, una gran obra sobre la naturaleza de la que se deriva la publicación de libros, la organización y montaje de exposiciones y otras actividades divulgativas. Anualmente, ‘Bosques sin Fronteras’ convoca los premios ‘Árbol y Bosque del Año’ dirigidos a significar y valorar una serie de árboles y bosques que por diversas características son merecedores de un reconocimiento y respeto social.