Castilla y León recibirá 267 de los 4.500 millones de euros que el Gobierno central a decidido adelantar a las comunidades autónomas en concepto de anticipos a cuenta del mes de diciembre lo que, según señalaron a la agencia Ical fuentes de la Consejería de Hacienda, permitirá aliviar las tensiones de tesorería existente.

De este modo, el Ministerio de Economía da cumplimiento a la petición de algunas comunidades autónomas, entre ellas Castilla y León, que se habían dirigido a su titular, Elena Salgado, para que el abono de este dinero, que tiene que llegar a la Comunidad por la vía de la financiación autonómica, se produzca en las mismas fechas que en años anteriores, es decir, en torno al 20 de diciembre.

Normalmente, las comunidades autonómicas reciben dos pagos al mes en concepto de anticipos a cuenta: uno de ellos en los primeros días y otro en torno al 20 de cada mes. Sin embargo, el Ministerio decidió que el último pago del año, uno de los que corresponde a diciembre, se iba a producir el 29 de ese mes, cuando en los últimos años se ha recibido en día 19, en el año 2008; el 20, en 2009 y el 21, en 2010. Como consecuencia de la carta que enviaron algunos gobiernos autonómicos se decidió que ese pago se adelantara primeramente al 23 de diciembre. Finalmente, ayer Elena Salgado decidió que ese dinero se transferirá el 20 de diciembre, “lo que dará un poco más de holgura a las tesorerías autonómicas”, según indicaron las mismas fuentes.